miércoles, 12 de agosto de 2009

YO SOY

Le pedí al Espíritu Santo que me dé una descripción en un solo párrafo de la fe, de tal manera que los muchachos de nuestro Centro de Rehabilitación de Desafío Juvenil puedan entender. Tengo un libro en mi biblioteca que hace uso de más de trescientas páginas para definir la fe, y yo nunca lo entendí (pienso que el hombre que lo escribió tampoco lo entendió).

 

Alguna vez Moisés formulo las mismas preguntas que nosotros formulamos: “¿Quién soy Yo? ¿Quién es Dios? Descríbelo”. Dios le respondió a Moisés en dos palabras. Dios dijo: “Moisés, dile al pueblo que ‘YO SOY’ te envió” (Exodo 3:14). (Según el pensamiento moderno, Dios se “sobresimplificó”).

 

¿Pueden imaginarse a Moisés, respondiendo a la gente que le preguntaba: “¿Quien te envió?”, “YO SOY me envió”?

 

¿YO SOY quién? ¿Qué necesita? ¿Liberación? Entonces YO SOY liberación. YO SOY lo que sea que usted necesite.

 

La fe es Dios, diciendo: “YO SOY” y mi respuesta: “EL ES”. La fe simplemente acepta la definición de Dios respecto a si mismo. Dios dice: “Yo te libraré de la tormenta”. Yo digo: “El me librará de la tormenta”.

 

Fe quiere decir tomar a Dios por lo que El dice que EL ES.

 

¿Cuál es la tormenta en su vida? ¿Cómo la está enfrentando?

 

Pídale a Dios que le de fe para creer. Pídaselo, sin importar lo que suceda, sin importar las condiciones que esté enfrentando. ¡La tormenta es el camino de salida!

 

Pablo dijo: “Pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación” (Filipenses 4:11). Creo que en el momento en que la fe llegó a Pablo, él se contentó. El estaba en el centro de la voluntad de Dios y tenía la promesa de Dios. Había orado más allá de sus circunstancias. No importaba lo que sucediera a partir de ese momento. Dios le había quitado el aguijón en la tormenta.

 

Dios le puede quitar a usted también el temor en la tormenta. ¿Se lo permitirá? ¡Cabalgue sobre su tormenta, Dios no quiere que la tormenta cabalgue sobre usted!