domingo, 23 de agosto de 2009

¿ESTA USTED DENTRO DE LOS 7000?

Sabemos que a lo largo de toda la Biblia, el número siete es equivalente al propósito eterno de Dios. Por lo tanto, yo creo que el número 7000 que Dios le menciona a Elías en 1 Reyes 19:18, denota simplemente los que conforman su remanente. El pueblo que Él aparta para sí mismo, no interesa si se trata de 70 o 7 millones de personas, lo importante es que están completamente entregados a Él.

 

De modo que, ¿cuáles son las características del remanente? Acá vemos 3 señales que lo definen:

 

  1. Un compromiso inalterable de asirse del Señor. Todo creyente del remanente ha tomado una decisión determinada de nadar contra la corriente del mal. En algún punto, usted debe hacer un compromiso, declarando: “No me importa lo que otros digan o hagan, Yo soy del Señor. No me rendiré ante el espíritu perverso de este siglo”.
  2. Un deseo de identificarse con los pobres. Mientras la tendencia de la sociedad es asociarse con los ricos y exitosos, usted se acerca a la clase social que sufre. Abdías fue un hombre piadoso que servía en la casa de Jezabel. Había determinado temer a Dios y a nadie más y demostró que su corazón era recto y estaba con los pobres al cuidar a a 100 profetas harapientos y sufridos (1 Reyes 18:4).
  3. Una dependencia en la esperanza. Los 7000 de la época de Elías soportaron a causa de su esperanza en la liberación venidera. Así también hoy, la esperanza bendita de la iglesia, es el pronto retorno de Jesús. Con sólo un sonido de trompeta, toda la maldad terminará. Nuestro Señor acabara con todo asesinato de bebes, toda perversión patente, todo genocidio étnico.

¿Estas tres señales lo caracterizan a usted como parte del remanente santo de Dios? Si es así, Dios se gloría de usted: “Este me ha entregado su corazón. Se ha enfocado en mí. ¡Es enteramente mío!”.

 

Debemos evangelizar, ministrar y trabajar mientras sea aun de día. Debemos, también, vivir con la esperanza  de que Jesús volverá. Y Él traerá un nuevo orden consigo mismo,  en donde regirá desde su trono eterno.