jueves, 13 de agosto de 2009

MAS DE LO QUE PEDIMOS O ENTENDEMOS

Dios siempre desea derramar más de su gloria sobre su pueblo. El anhela hacer por nosotros “mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos” (Efesios 3:20). Esta es la razón por la que Él desea un pueblo que tenga un apetito voraz por más de Él. El quiere llenarlos con su presencia impresionante, mas allá de todo lo que hayan experimentado a lo largo de su vida.

 

Jesús dijo: “yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10). Sin embargo, para obtener esta vida abundante, debemos abundar más y más en agradar al Señor. Pablo escribe: “Os…exhortamos en el Señor Jesús, que de la manera que aprendisteis de nosotros cómo os conviene conduciros y agradar a Dios, así abundéis más y más” (1 Tesalonicenses 4:1). “Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre” (1 Corintios 15:58).

 

La palabra griega abundar significa: “exceder, sobresalir, sobreabundar, tener suficiente y de sobra, por encima, en exceso, en abundancia excesiva, sin medida”. Pablo está diciendo: “La gloria de Dios en sus vidas va a sobrepasar los pequeños momentos que han vivido hasta ahora. Pero sus oraciones deberán ser más que simples oraciones para bendecir las comidas”.

 

Andad en él; arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracias” (Colosenses 2:6-7). Pablo nos instruye: “Para tener esta vida abundante de la gloria y la presencia de Dios, deben servirlo sin medida, con un amor y compromiso que exceda al de los siervos ociosos y adormecidos”.

 

que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia” (Efesios 1:8). Dios desea imprimir en usted, gloria y revelación más allá de cualquier medida previa. “Dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo” (1:9). El Señor está diciendo: “Voy a darles acceso a un entendimiento más profundo de mi Palabra. Quiero darles revelaciones sobre sus misterios”.