Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

¡NUNCA TE RINDAS!

En Apocalipsis, Cristo se refiere a Sí mismo como “EL QUE ABRE Y CIERRA [PUERTAS]” (ver Apocalipsis 3:7). Esto fue en una carta enviada a los creyentes de la antigua Filadelfia, una iglesia a la que el Señor alabó por guardar la palabra de Su paciencia y por nunca negar Su nombre. Para ponerlo simplemente, en sus momentos de mayor prueba, estas personas permanecieron fieles en la Palabra de Dios. Ellos no acusaron al Señor de descuidarlos ni de tener oído sordo a sus clamores. Evidentemente, Satanás vino a ellos con mentiras. Sus principados y potestades de las tinieblas, espíritus engañadores salidos de las mismas entrañas del infierno, dicen que Dios ha cerrado todas las puertas, que Él no es merecedor de adoración ni de fe. Pero estos creyentes, de los cuales Jesús dijo que tenían poca fuerza, siguieron confiando, esperando pacientemente a que Dios ponga la llave en la puerta para abrirla. Él tiene la llave para cada puerta cerrada; y sólo Él pone delante de nosotros puertas abier…

Entradas más recientes

GENTE DESASTROSA - Gary Wilkerson

¿SIGUES YENDO A LA REUNIÓN DE ORACIÓN? - Carter Conlon

UN “JESÚS” DIFERENTE

EL LUGAR ESTABA TAN CALLADO

RETENGAMOS

EL PELIGRO DE LA FRIALDAD

ÉL ES DIGNO DE NUESTRA ALABANZA - Gary Wilkerson

EL BESO DEL SALVADOR - Nicky Cruz

¡LA ORACIÓN QUE EL MUNDO NUNCA ANTES CONOCIÓ!

EL ESPÍRITU DE RUEGO