lunes, 14 de noviembre de 2016

ÉL DIO DONES - Gary Wilkerson

“Cuando [Jesús] ascendió a lo alto, se llevó consigo a los cautivos y dio dones a los hombres” (Efesios 4:8, NVI).
¡Piénsalo! Cuando entregamos nuestras vidas a Jesús y a la obra que hizo por nosotros en la cruz, nos dio dones – a cada uno de nosotros. Así que a través de la cruz tenemos acceso no sólo a nuestro perdón o a nuestra justicia o a ser aceptados dentro de la familia de Dios. Estos dones de Jesús a su iglesia son regalos poderosos y asombrosos.
1 Corintios 12:7 habla de las diferentes manifestaciones del Espíritu:
"A cada uno se le da una manifestación especial del Espíritu para el bien de los demás".
¿Cierto que es un versículo muy bueno? Dice: "A cada uno". Él te ha dado a ti el poder de funcionar en los dones.
REGALOS QUE BENEFICIAN
Va a haber una manifestación mayor del Espíritu Santo "por el bien común". Esto significa que estos dones poderosos fueron dados para que todos los que entran en contacto contigo obtengan un beneficio de ellos para sus vidas.
Efesios 4:8 dice: "[Él] dio" al hablar de los dones, así que es tiempo pasado. Debes emplear el don que Él ha puesto dentro de ti. Puede que no sepas lo que es, pero Él va a revelártelo. Este poder va a venir de una manera grande en tu vida y Él lo desarrollará y hará que aumente en ti.