martes, 13 de septiembre de 2016

LIBERTAD Y VIDA ABUNDANTE

Dios no puede responder oraciones donde no hay fe. Y Satanás no huirá donde hay temor e incredulidad. El hecho es que, hemos fracasado en tomar nuestra autoridad, dada por Dios, sobre el diablo y su imperio demoniaco.
La Palabra de Dios nos dice que el enemigo no tiene el control. ¡Tenemos poder sobre él!
"Resistid al diablo, y huirá de vosotros" (Santiago 4:7).
A pesar de ello, muchos han dejado que Satanás atropelle su fe, sin ofrecer resistencia. Si esto te describe, Malaquías te ofrece la palabra más maravillosa: "Saldréis, saltando como becerros liberados de los establos” (ver Malaquías 4:2).
¡Qué palabra tan interesante e increíble para el pueblo de Dios en estos postreros días! Malaquías compara a los creyentes con becerros confinados en establos. Aquí, la raíz hebrea de "manada", significa "atado", "dando vueltas y vueltas en círculos".
BECERROS BULLICIOSOS Y JUGUETONES
¿Alguna vez has visto becerros juguetones e inquietos, encerrados en establos? Van en círculos, pateando y haciendo mucho ruido. ¿Entiendes la figura que Malaquías nos está dando? Satanás ha tenido éxito al encerrar a multitudes de creyentes en pequeños establos. Les ha impedido disfrutar de los pastos verdes de Cristo, lejos de Sus aguas refrescantes. 
Amado santo, te insto: No dejes pasar un día más sintiéndote satisfecho con cómo están las cosas. Tu liberación debe venir mediante fe, y el Señor da Su Espíritu Santo a aquellos que se lo piden. Cuando Dios promete: " Saldréis, saltando como becerros liberados de los establos", significa más que la liberación del confinamiento. Cuando Él abra las puertas de nuestro establo, saldremos de éste saltando con gozo. Ya no tendremos esa nube de abatimiento sobre nosotros, sino que seremos liberados para andar en un camino de esperanza, libertad y vida abundante.