miércoles, 28 de septiembre de 2016

FIJA TUS PENSAMIENTOS EN JESÚS

La Escritura dice claramente que debemos prestar oído a todo mensaje profético dado por hombres de Dios y confirmado en la Escritura. Debemos reunir todo el conocimiento posible sobre las tormentas venideras, para poder preparar nuestros corazones para cualquier cosa que vayamos a enfrentar.
Pero no debemos dejar que el temor o la ansiedad consuman nuestros pensamientos o tome el control de nuestros corazones. Las tinieblas, ciertamente están llegando y el juicio está a las puertas. Pero como pueblo de Dios, no podemos permitir que ninguna nube de tinieblas oculte la gran luz de Sus promesas de amor y misericordia para con Su pueblo. 
NO DEJES QUE SATANÁS TE ROBE LA ESPERANZA
Debemos estar bien informados por la Palabra de Dios y Sus profetas, pero no debemos morar en el conocimiento profético tanto que tome el control de nuestras vidas. Al diablo le encantaría que esto suceda. Él sabe que no puede hacernos dudar de la Palabra de Dios respecto al juicio, así que intenta llevarnos al otro extremo y conducirnos a una obsesión temerosa por los tiempos peligrosos.
Dicho de una manera simple, Satanás quiere robarnos toda esperanza, al consumirnos con pensamientos de presagios. Pero no podemos descifrar el futuro preocupándonos por éste. En realidad, tú puedes terminar atrapado y sometido al miedo y a la obsesión acerca de eventos aterradores.
FIJA TUS PENSAMIENTOS EN JESÚS
El apóstol Pablo, nos confirma con la siguiente instrucción:
“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad (Filipenses 4:8, énfasis mío).
En otras palabras: “Ustedes han oído todas las advertencias. Ahora, oigan lo que la Palabra de Dios revela y oigan lo que sus atalayas están diciendo. Y finalmente, fijen sus pensamientos en Jesús y en su bondad”.