lunes, 26 de septiembre de 2016

DESDE AHORA - Gary Wilkerson

“Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS” (Lucas 1:30-31).
El favor de Dios produjo, literalmente, un cambio circunstancial en la vida de María; un giro de 180 grados. De acuerdo con la Biblia, ella concibió. Cuando el favor de Dios está en tu vida, Él no sólo dice: "Las cosas van a funcionar; sólo trata de tener pensamientos felices" No, Dios cambia tu mundo; Él pone las cosas al revés.
UN NACIMIENTO DE ALGO NUEVO
¡María concibió! Cuando tú recibes el favor de Dios, Él producirá una concepción, un nacimiento de algo nuevo en tu vida. Hay necesidades en tu vida, un clamor en tu alma. Y a medida que vienes a Dios y recibes Su favor, las bendiciones serán derramadas sobre ti y tu vida será transformada.
María entendió esto y comenzó a cantar:
“Engrandece mi alma al Señor;
Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador.
Porque ha mirado la bajeza de su sierva;
Pues he aquí, desde ahora me dirán
bienaventurada todas las generaciones”
 (Lucas 1:46-48).
LAS COSAS SERÁN DIFERENTES
Me encanta esta frase: “Pues he aquí, desde ahora”. Desde ahora, algo será diferente; y yo quiero agarrarme de ello. Quiero que te apropies de esa verdad en tu alma, en tu espíritu y en tu mente hoy.
“Desde ahora”, una transición está aconteciendo en ti. Estás pasando de vivir para tus propios deseos y anhelos a una vida totalmente entregada a Él, dándote cuenta de que n tú no puedes hacer nada en tu propio orgullo. Decide que confiarás en Jesús y sólo en Jesús.