martes, 12 de enero de 2016

LA COSECHA ESTÁ LISTA

Jesús nos ofrece un cuadro de cómo serían los últimos días. Esta imagen de los últimos días comenzó en Su ascensión, y terminará solo cuando vuelva otra vez -y estamos muy cerca de ese punto ahora.

Los discípulos de Jesús querían saber la condición de las cosas cuando los últimos días se aproximen y Él les respondió hablándoles acerca de hambrunas, terremotos, tribulaciones y naciones divididas. Falsos profetas y falsos cristos engañarían a muchos y llevarían a multitudes por mal camino. Los creyentes serían odiados tan solo por mencionar el nombre de Cristo. Y el amor de muchos se enfriaría, con algunos apartándose por el fuerte incremento del pecado y la rebeldía.

“Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas” (Lucas 21:25-26). En resumen, Jesús está describiendo aquí a la generación más ansiosa, deprimida y estresada de todos los tiempos.

Así pues, ¿Están cumpliéndose sus profecías ahora, ante nuestros ojos? Piénsalo: esta generación definitivamente está llena de ansiedad y preocupación. Multitudes están atemorizadas al observar cómo se desencadenan increíbles desastres: huracanes, terremotos, tsunamis, deslizamientos de tierra y tornados. Naciones enteras tiemblan de temor por la amenaza del terrorismo. Y el paro cardiaco es el asesino número uno en el mundo hoy.

Religiones falsas, falsos profetas y falsos cristos están llevando a muchos por mal camino. Millones están volviéndose al Islam, con nación tras nación siendo infiltrada por los islámicos. Tendrías que estar en negación total si tú no vieras que todo lo que puede ser sacudido está siendo sacudido.

En medio de todo este trastorno y confusión, escucho las palabras de Jesús: “Los campos están blancos. La cosecha es cuantiosa” (Ver Juan 4:35). Estoy convencido que Él le está diciendo a Su iglesia: “La gente está lista para oír. Este es el momento para creer por una cosecha. Ahora es el tiempo para que tu comiences a cosechar.”

Cristo es el Señor de la cosecha y si Él declara que la cosecha está lista, debemos creerlo. No importa cuán malvada se vuelva esta generación. No importa cuán poderoso parezca que se ha vuelto Satanás. Nuestro Señor está diciéndonos: “Deja de enfocarte en las dificultades a tu alrededor. En vez de eso levanta tus ojos. Es tiempo que veas que la cosecha está lista”.