viernes, 29 de enero de 2016

¿DÓNDE ESTÁN LOS TIMOTEOS?

Vivimos en un tiempo de inminente amenaza mundial de ataque nuclear o explosión química. Los corazones de millones de personas están fallándoles a causa del miedo, y la iglesia de Jesucristo es desafiada como nunca antes en la historia. Estamos observando un mundo que ya está volviéndose caótico.

Mientras inspecciono todo esto, me pregunto: “¿Dónde están las voces de autoridad en Cristo? ¿Dónde están los pastores, las congregaciones, los laicos que están pensando como Jesús? ¿Dónde están aquellos que no persiguen sus agendas personales, sino que están buscando la mente de Cristo en estos tiempos?”

Aquellos que están centrados en mejorarse a sí mismos, se están alejando de la intima comunión con Cristo. Pueden predicar a Cristo, pero, le conocen cada vez menos. Y se están exponiendo a grandes tentaciones.

Te pregunto: ¿Tu iglesia está floreciendo, y sin embargo, nadie parece identificarse con Pablo, poniendo sus afectos en las preocupaciones de Cristo? ¿Y qué hay de ti? ¿Cuándo ves a alguien que está sin trabajo, oras por él? ¿Buscas la manera de cómo ayudar y servir?

¿Dónde están los jóvenes Timoteos de hoy? ¿Dónde están los hombres y mujeres jóvenes de Dios que rechazan el tentador pero letal llamado al éxito y el reconocimiento? ¿Dónde están aquellos que disponen sus corazones en oración ferviente, y traen todas las cosas en sus vidas bajo sujeción, para convertirse en verdaderos servidores de Cristo y Su iglesia?

Nuestra oración debería ser: “Señor, no quiero estar centrado solamente en mí mismo en un mundo que está girando fuera de control. No quiero estar preocupado acerca de mi propio futuro. Sé que Tú sostienes mis pasos en Tus manos. Por favor, Señor, dame Tu mente, Tu sentir, Tus preocupaciones. Deseo tener Tu corazón de siervo.”

“Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina (enseñanza); persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.( 1 Timoteo 4:16)