sábado, 23 de enero de 2016

DIOS NO SE RINDE CON NOSOTROS by Claude Houde

Crecí en un ambiente donde nadie expresaba emoción. ¡Se trataba simplemente de una cuestión de supervivencia! Cuando llegué a conocer al Señor, muchas cosas cambiaron. Estaré eternamente agradecido por mis primeros años en la fe y por aquellos que con tanta paciencia me enseñaron y guiaron en mis primeros pasos con Dios. Ellos son mis padres y madres espirituales y los amo. Sin embargo, en la mentalidad de la iglesia evangélica de la época, existía la misma actitud: Nosotros no hablamos de problemas y sufrimiento; levanta la cabeza y camina firme; podemos hacerlo, vamos, vamos, vamos! Y esa actitud, que ahora se envuelve en versículos bíblicos, persiste: “Todo lo puedo. . . regocijaos siempre. . . dad gracias en todo. . . levantad vuestros ojos. . . levantad vuestra cabeza. . . eres un soldado! ¡Arriba! ¡Arriba! ¡Arriba!"

Querido amigo, cuando estamos con la cabeza en alto, los hombros derechos, y los ojos hacia el cielo, Sus brazos nos llevan. Ahora, no dejes de entender esto: Cuando nuestros ojos miran hacia abajo y estamos cansados y vencidos, en el desierto, a través de hambrunas y tristeza, en desesperación a causa de lo que se ha perdido o destruido, escrito está: “acá abajo [están] los brazos eternos” (Deuteronomio 33:27) y “no quebrará la caña cascada” (Isaías 42:3).

Los niños que jugaban todo el día en las orillas del lago donde Isaías creció (que es el que nos entrega esta increíble promesa), conocían este juego. Ellos recogían una caña con mucho cuidado, y a medida que la soplaban, un tono agudo, como sonido de flauta llenaba el aire mientras los niños se reían y gritaban de alegría. Si la frágil caña se rompía, se volvía inútil, así que la botaban y recogían otra. Pero Dios dice: "No voy a tirar a la basura lo que se ha roto." En esencia, está diciéndote: "Si tu vida ha perdido su melodía, su canción, si tu oración o alabanza se han ido, si tu silencio pide a gritos tu altar en la noche, Yo te restauraré. Iré y cuidare esa caña todo el tiempo que sea necesario, hasta que hayas recuperado tu música y tu alegría delante de Mi".

Dios dice: "Yo no me deshago de la gente; no me rendiré contigo. Construye tu altar y te reconstruiré ti. No voy a apagar la llama que todavía está ardiendo".

__________
Claude Houde es el pastor principal de la Iglesia de la Nueva Vida (Eglise Nouvelle Vie) en Montreal, Canadá; y es un orador frecuente en conferencias para pastores y líderes dirigidas por World Challenge en todo el mundo. Bajo su liderazgo la Iglesia de la Nueva Vida se ha incrementado de ser un puñado de personas, a más de 3500 miembros, en una parte de Canadá donde pocas iglesias protestantes han alcanzado éxito.