lunes, 21 de septiembre de 2015

GUIA FIEL by Gary Wilkerson

“Pero el que entra por la puerta es el pastor de las ovejas…y las ovejas reconocen la voz del pastor y se le acercan. Él llama a cada una de sus ovejas por su nombre y las lleva fuera del redil” (Juan 10:2-3, NTV).

Todos necesitamos una guía para tomar decisiones en la vida. Sin embargo, en un mundo tan caótico como el nuestro, conseguir una buena guía no es siempre fácil ni simple. Jesús dice que es diferente para los cristianos. Él deja claro en el pasaje anterior que Su seguidores -"sus ovejas"- conocen su voz y "vienen a Él." La imagen es la de un Buen Pastor que proporciona a sus ovejas toda la supervisión y el cuidado que necesitan.

¿Es eso suficiente para las decisiones difíciles que todos tenemos que hacer? Cada uno de nosotros tiene cosas serias acerca de las cuales decidir: “¿Con quién me casaré? ¿Qué profesión debo seguir? ¿Cuál es mi propósito en la vida?” Estas decisiones pueden estar cargadas de tensión, sobre todo si nos arrepentimos de las malas decisiones tomadas en el pasado. Mi vida ha sido inmensamente bendecida por Dios, pero no quiero que mis hijos o nietos cometan los errores que he cometido. Como cualquier padre, quiero ser capaz de darles la mejor orientación posible.

La buena noticia es que tenemos un Pastor que es un guía fiel para nosotros en todas las cosas, no importa lo incorrectas que sean nuestras decisiones. Él tiene la autoridad para guiarnos a una vida increíblemente bendecida, independientemente de nuestras fallas. De hecho, Él dice que es su propósito guiar nuestras vidas: "Mi propósito es darles una vida plena y abundante" (Juan 10:10, NTV).

Todos sabemos que es importante seguir a un guía de calidad. Piensa en las grandes decisiones de la vida que has hecho: ¿Quién te estaba guiando? ¿Cuál era su experiencia? ¿Qué habilidades y conocimientos usaron para lograr que llegues a donde querías ir?

Algunos guías en la vida tienen el conocimiento para orientarnos a través de algunos dilemas preocupantes. Pero, ¿tienen también el conocimiento para llevarnos a la vida abundante que Jesús promete? Como nuestro Señor, Jesús quiere algo más que solo una guía, Él está formando una relación. Él quiere que sepamos algo más que cuándo y dónde ir. Él quiere que tengamos la rica bendición de conocerlo personalmente en cada área de la vida. Así que mientras estamos ocupados en busca de un manual de instrucciones, Él está diciendo de manera muy sencilla: "Sígueme".