domingo, 11 de marzo de 2012

LEVANTE SUS MANOS Y ADORE

“Luego me mostró al sumo sacerdote Josué, el cual estaba delante del ángel de Jehová, mientras el Satán estaba a su mano derecha para acusarlo.” (Zacarías 3:1)

Satanás resistirá a cada verdadero adorador que se acerca al Señor. Santiago enseña, “...resistid al diablo, y huirá de vosotros. Acercaos a Dios... ” (Santiago 4:7-8).

Santiago presupone que cuando usted se acerca a Dios, usted será atacado por el enemigo. Por tanto, él le advierte, “Primero, pelee contra Satanás -ponga toda su resistencia- porque cuando usted adora con toda su mente y su alma, ¡él se opondrá y lo distraerá!”

La obra experta de Satanás es evitar la oración y corromper la adoración pura, especialmente de aquellos que están siguiendo a Jesús seriamente. Siempre que el Espíritu Santo se mueve en Times Square Church -cuando todas las mentes están enfocadas en el Señor, Él está recibiendo adoración pura - ¡Satanás utiliza todo lo que está en su poder para irrumpirla!

En una ocasión un hombre se puso de pie en medio de nuestro servicio, se salió, recogió un bote de basura y la estrelló en contra de la ventana de un auto. Posteriormente él regresó calmadamente a la congregación y se sentó. La policía tuvo que ingresar a la congregación y sacar a ese hombre.

Estas distracciones acontecen todo el tiempo. Vagabundos poseídos por el diablo se sientan y se quedan dormidos Pero en cuanto la alabanza comienza y el Señor empieza a recibir nuestra adoración, el diablo los despierta y éstos empiezan a poner desorden.

¡Satanás hará lo que sea para interrupir la alabanza porque le teme! Él aventará dardos sutiles en su mente sobre todo tipo de asuntos pendientes, le recordará todos sus problemas, sus preocupaciones, y sus fallas de la semana pasada.

Satanás quiere que usted sea un creyente desesperanzado, derrotado, tan envuelto en sus problemas y distraído por los quehaceres de la vida, que usted no pueda adorar a Dios con todo su corazón y su mente.

¿Está usted arrepentido? ¿Ha corrido hacia Jesús para que lo purifique? De ser así, ¡entonces resista las mentiras del diablo! ¡Levante sus manos y adore a nuestro Salvador!