viernes, 30 de marzo de 2012

CONFIANZA EN LA PALABRA DE DIOS

Cristo es la Palabra viva de Dios y cuando usted se encierra con Él en oración, el Espíritu Santo siempre lo guiará a la palabra revelada de Dios. ¡Él fortalecerá su fe al alimentarlo con la Biblia, aún cuando usted se encuentre en el lugar secreto!

Se nos ha dado el mandato de: “Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo...Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo y, habiendo acabado todo, estar firmes.... Tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.” (Efesios 6:11, 13, 17).

Regularmente cuando usted recibe instrucciones específicas de parte de Dios, Su Espíritu le susurrará, “ahora ve por aquí...” y usted será conducido a un pasaje de la Escritura. La Palabra de Dios le hablará a usted directamente diciéndole cómo pasar por su crisis.

Muchos crisitanos que están leyendo este mensaje simplemente deben escuchar una palabra de parte del Señor. Nadie en la tierra puede ayudarles. El único camino para que ellos pasen por su prueba es permaneciendo en la presencia de Cristo hasta que Él les dé dirección. Él deberá decirles el camino por donde andar - qué hacer, cuándo y cómo actuar. Su dirección exclusiva hacia ellos no vendrá un minuto demasiado antes o demasiado tarde. ¡Todo acontecerá en el tiempo del Espíritu Santo!

Amado, no hay necesidad de que usted se preocupe por su prueba. Dios es fiel para responder a cada necesidad y petición. Simplemente ore, “Señor, vengo ahora no solamente para tener suplidas mis necesidades sino también vengo para suplir tu necesidad!”

Nosotros fuimos hecho para tener comunión con Él aún en los tiempos más difíciles. Yo le pregunto: ¿ama usted pasar tiempo con Él? Deje que su corazón clame: “Jesús, tú eres mi todo. ¡Tú eres el deleite más grande de mi alma y yo amo tu compañía!”

Padre, ayúdanos a escuchar de cerca a tu Espíritu y a depositar toda nuestra confianza en tu Palabra revelada.