viernes, 14 de octubre de 2016

RECUPERÁNDOLO TODO DESPUÉS DE LA PÉRDIDA

Cuando David buscó la dirección de Dios después de la catástrofe en Siclag (ver 1 Samuel 30:1-6), creo que oyó una voz detrás de él susurrando: "Este es el camino, camina en él”. Y, amados, lo mismo es cierto para nosotros hoy.
Hay una antigua canción de estilo “gospel”, titulada: "Él hará un camino", y nuestro Señor hace precisamente eso. Verás, Él siempre ha tenido un plan listo para nosotros y ese plan está todavía en ejecución incluso ahora a través de cualquier dificultad que enfrentamos.
¿QUÉ ES LO QUE REALMENTE IMPORTA?
Estoy convencido de que la palabra de Dios que David repetía una y otra vez en su mente era: "Vaa recuperarlo todo" (ver 1 Samuel 30:8). David sabía muy bien que no recuperaría su casa en Siclag ni tampoco sus soldados recuperarían sus casas, ni sus jardines, ni sus posesiones. Todas esas cosas materiales se habían ido, quemadas y destruidas. No, el todoque iban a recuperar era la seguridad de sus familias.
Todo lo que a David y a sus seiscientos hombres leales les importaba era que sus familias, todo lo que realmente importaba, iban a estar a salvo. Es posible que ellos hayan tenido que vivir en tiendas con sus esposas e hijos después de eso. Pero Dios les había asegurado que iban a estar a salvo.
OLVIDA LOS “BUENOS TIEMPOS DEL PASADO
¿Ves los paralelos con nuestro propio tiempo? Estos hombres no estaban a punto de recuperar un estilo de vida del pasado. No estaban a punto de regresar a los mismos días tranquilos que habían sido tan pacíficos antes. Esos "buenos tiempos del pasado" eran historia, pero ellos "recuperaron todo" lo que en realidad era importante.
 “Y libró David todo lo que los amalecitas habían tomado” (1 Samuel 30:18).