martes, 4 de octubre de 2016

DIOS LO SABE, Y ESO ES TODO LO QUE IMPORTA

Jesús habla de la hierba que hoy es abundante y está verde pero mañana es cortada. Él quiere que recordemos que Él le dio vida y la cuida.
Y si así viste Dios la hierba que hoy está en el campo, y mañana es echada al horno, ¿cuánto más a vosotros, hombres de poca fe?” (Lucas 12:28)
No nos atrevamos a pensar que Él se preocupa menos por nuestras necesidades, que por la hierba. Él conoce perfectamente bien lo que necesitamos, sea comida, dinero o vestimenta.
LA GRAN PROMESA DE NUESTRO PADRE
Todas estas cosas buscan las gentes del mundo; pero vuestro Padre sabe que tenéis necesidad de estas cosas” (Lucas 12:30).
Otra vez, Cristo nos recuerda: “Esto es todo lo que deben saber: Vuestro Padre celestial sabe cuáles son vuestras necesidades. Él ya las ha enumerado”.
Jesús promete: “Mas buscad el reino de Dios, y todas estas cosas os serán añadidas. No temáis, manada pequeña” (Lucas 12:31-32). Si nosotros simplemente confiáramos en Él, nuestro Señor nos bendecirá con todo lo que necesitamos.
DIOS NUNCA ABANDONARÁ A SU “MANADA PEQUEÑA”
Si estás preocupado por el bienestar de tu familia en los días venideros, tengo buenas noticias para ti: Tus hijos son hijos de Dios, y Él se preocupa por tus seres queridos más de lo que lo haces tú. Jesús sabe exactamente lo que todos necesitan para sobrevivir.
Él conoce tu necesidad de tener un techo sobre tu cabeza. Él conoce exactamente cuanto debes pagar de renta o hipoteca cada mes. Él sabe cuantas bocas debes alimentar y cuanta comida queda en tu despensa. Puedes confiar plenamente en que Él suplirá todas estas necesidades, porque Él ha prometido hacerlo.