viernes, 17 de junio de 2016

BAJO EL CONTROL DE DIOS

En estos últimos días, los ojos del Señor no están fijos sobre los poderes mundiales sino sobre la iglesia de Jesucristo. Dios no está enfocado en la economía, el aumento de las religiones mundiales, ni en el rugir de los impíos. Según Isaías, las naciones son para Dios “como la gota de agua que cae del cubo,” (Isaías 40:15). Todos están bajo su reino y gobierno soberano.

Dios sabe todo acerca de las amenazas terroristas, guerras y rumores de guerras. Su Palabra nos advierte que los impíos rugirán, los poderes seculares trataran de proscribir el Cristianismo, y los movimientos del anticristo en rápido crecimiento se jactarán de que gobernarán al mundo y destruirán a los seguidores de Jesús. La Biblia dice esto acerca de todo:

“Se levantarán los reyes de la tierra, y príncipes consultarán unidos contra Jehová y contra su ungido, diciendo: Rompamos sus ligaduras, y echemos de nosotros sus cuerdas” (Salmo 2:2-3). En resumen, “desechemos todo estorbo moral, todos los emblemas morales del pasado”.

Aquí tenemos la reacción de Dios ante estos poderes mundanos y los hombres influenciados por los demonios: “El que mora en los cielos se reirá; el Señor se burlará de ellos” (2:4). No importa cuan desesperantes se vean las cosas, todo permanece bajo el control total de Dios.

Estoy agradecido por esta palabra de los Salmos. Cada vez más, oímos reportes de que la secularidad está aniquilando a la iglesia evangélica en Europa, con el Islam como la religión de más rápido crecimiento en el mundo; de que los homosexuales están apropiándose de denominaciones enteras; y de que la iglesia de Cristo crece tan débilmente que ya no tiene ningún impacto en la sociedad. Sin embargo, la Palabra de Dios declara: "En Cristo la roca Dios va a construir su iglesia."

“y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella (Mateo 16:18). Nada de las entrañas del infierno puede esperar destruir la iglesia de Cristo. Sus ojos están siempre sobre su pueblo, y a través de todo el advierte a Satanás y sus huestes: “No toques a la luz de mis ojos.”

“Si alguno conspirare contra ti, lo hará sin mí; el que contra ti conspirare, delante de ti caerá” (Isaías 54:15). ¿Puedes ver lo que Dios está diciendo aquí? “El diablo va a venir contra tuya. Enemigos salidos del infierno se unirán contra tuya. Pero Satanás no tendrá éxito.”