viernes, 3 de abril de 2015

UN SÍMBOLO DEL CUIDADO DE DIOS PARA CON SUS HIJOS

¡Cabello! Cada cabello sobre nuestra cabeza está contado por nuestro Padre en el cielo. Entre 100,000 y 150,000 cabellos cubren la cabeza humana. Dios creó el cabello sobre nuestras cabezas como aislante durante el verano e invierno, no sólo por la apariencia. Nuestras cejas evitan que el sudor caiga en nuestros ojos y las pestañas protegen nuestros párpados cuando el polvo o pequeños insectos se acercan demasiado. Los delicados vellos en los oídos y nariz filtran las partículas presentes en el aire.

Si pudiéramos conocer cuán asombrosa creación es un cabello, cuán lleno de vida, nunca dudaríamos que Dios cuenta lo que Él ha creado.

Con razón, David dijo: "Formidables, maravillosas son tus obras...Y mi alma lo sabe muy bien" (Salmos 139:14).

En Mateo 10:28-33, Jesús estaba enseñando a los discípulos a no temer. Él creó a cada pajarillo, formó cada cuerpo humano y contó cada cabello. "Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra...todo fue creado por medio de él y para él. Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten" (Colosenses 1:16-17). Aun así, los discípulos no lo entendían. ¡Oh, cuánto debe haber anhelado Jesús, el poder llevarlos a dichas complejidades de cómo creó Él las alas y los huesos de los pajarillos y cómo diseñó el cabello! Ningún carpintero común podría haber descifrado todo esto, ¡ya que era tan formidable y maravilloso!

Él pudo haber dicho: "¿Qué pasaría si te dijera que hay 127,550 cabellos sobre tu cabeza? Ahora bien, ya que sabes que tengo contado cada cabello sobre tu cabeza, ¿no confiarás en mí para cada detalle de tu vida? ¿No creerás que Yo conozco cada paso que tú das?"

"Ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre" (ver Mateo 10:29). Sabiendo esto, ¿estarás "preocupado por nada"? ¿Confiarás, ahora sí, en que Él se encargará de todas tus necesidades? ¿Dejaras de afanarte por lo que comerás o beberás? ¿Creerás ahora que tu Padre celestial sabe lo que necesitas y te lo proveerá alegremente? ¿Confiarás ahora que el Señor te dará abrigo, alimento y vestido?