viernes, 10 de abril de 2015

¡DIOS ESTA DE NUESTRO LADO!

¡El majestuoso Señor, que tiene todo el poder y la fortaleza, está de nuestro lado! Esto es lo que Jesús ha estado tratando de mostrarles a sus hijos todo el tiempo. Él dice: “¡Si pudieras comprender la grandeza de Dios y el hecho de que Él está de tu lado!”

“Serán luego vueltos atrás mis enemigos, el día en que yo clamare; Esto sé, que Dios está por mí” (Salmo 56:9).

“Jehová está conmigo; no temeré lo que me pueda hacer el hombre. Jehová está conmigo entre los que me ayudan” (Salmo 118:6-7).

El Espíritu Santo nos ha dado el Salmo 124 como un antídoto contra el miedo y la preocupación:

“A no haber estado Jehová por nosotros, Diga ahora Israel; a no haber estado Jehová por nosotros, cuando se levantaron contra nosotros los hombres, vivos nos habrían tragado entonces, cuando se encendió su furor contra nosotros.

Entonces nos habrían inundado las aguas; sobre nuestra alma hubiera pasado el torrente; hubieran entonces pasado sobre nuestra alma las aguas impetuosas. Bendito sea Jehová, que no nos dio por presa a los dientes de ellos. Nuestra alma escapó cual ave del lazo de los cazadores; se rompió el lazo, y escapamos nosotros. Nuestro socorro está en el nombre de Jehová, que hizo el cielo y la tierra.”

¡Dios quiere que seamos a prueba de malas noticias! “No tendrá temor de malas noticias; su corazón está firme, confiado en Jehová. Asegurado está su corazón; no temerá” (Salmo 112:7-8).

“Cuando te acuestes, no tendrás temor…y tu sueño será grato. No tendrás temor de pavor repentino, ni de la ruina de los impíos cuando viniere, porque Jehová será tu confianza, y él preservará tu pie de quedar preso.” (Proverbios 3:24-26).

Confía en Dios con todo tu corazón. Ser libre del miedo y la preocupación es descansar confiadamente en Jehová de los Ejércitos. ¡Descansa en Aquel que te ha creado!