domingo, 22 de julio de 2012

LA PACIENCIA DE DIOS by Gary Wilkerson

Cuando Jesús dice en Apocalipsis 3:15, "Ojalá fueras frío o caliente", Él está diciendo que Él no quiere que seamos tibios. Algunas traducciones dicen: "Yo preferiría que fueras caliente o frío, pero no tibio." Esa pequeña expresión: "Yo preferiría" hace la diferencia entre alguien que está en contra de usted y alguien que está por usted.

Si alguien va a decir "yo prefiero" acerca de cosas en mi vida, quiero que sea Jesús. Cuando Él dice: "Prefiero que estés en el fuego de Dios", puede estar seguro de que Él está lanzando una campaña sin cuartel, sacando todos los recursos disponibles de los cielos para usted para darle vuelta a su tibieza y convertirla en fuego, ¡para traerle de vuelta!

Vemos a Jesús decir en el versículo 16: "Porque eres tibio, y no frío ni caliente, lo haré…" Me encanta el hecho de que Jesús dijo: "yo lo haré. . .", porque Él pudo haber dicho "yo tengo que hacerlo".

Es una buena noticia para los tibios que Él está buscando formas para traerlos de vuelta al fuego de Dios. Es una buena noticia, porque a pesar de que Él desprecia ese sabor en su boca, su amor es grande. El amor que apaga la ira del Cordero de Dios ha sido tan derramado sobre nosotros que, aun cuando estamos lejos de lo que Él desea que seamos, no nos ha escupido.

Los padres de la iglesia primitiva llamaron a esto la paciencia de Dios. ¿Qué es la tolerancia? Es la paciencia de Dios para con nosotros, incluso en nuestra tibieza. Él no ama su tibieza, pero Él le ama a Usted. Su gracia, sus planes, su poder todos están disponibles ahora mismo para recuperar su corazón según Usted responda en obediencia a Jesucristo.

Jesús también dijo a los tibios, " ¡Mira! Yo estoy a la puerta y llamo…si abres la puerta, yo entraré…"(Apocalipsis 3:20).