miércoles, 25 de julio de 2012

¿ES USTED UN CRISTIANO MISERICORDIOSO?

"Mas vosotros amad a vuestros enemigos y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y vuestra recompensa será grande, y seréis hijos del Altísimo, porque él es benigno para con los ingratos y malos. "

"Sed, pues, misericordiosos, como vuestro Padre es misericordioso No juzguéis y no seréis juzgados. No condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados" (Lucas 6:35-37).

Probablemente recuerde la historia de Sodoma y Gomorra relatada en el Génesis. Dos ángeles, que apareciendo como los hombres, se acercan a las puertas de Sodoma. Lo más probable es que ellos fueron vestidos como cualquier persona común y corriente.
Lot, el sobrino de Abraham estaba sentado a la puerta de la ciudad, posiblemente en algún rango oficial (podría haber sido uno de los ancianos de la ciudad que daban la bienvenida a los visitantes).

Permítame preguntarle: ¿Por qué Dios envió ángeles para rescatar a Lot y su familia? Sabemos que Lot y sus hijas en última instancia, se salvaron de Sodoma, pero sus dos yernos y su esposa fueron destruidos. ¿Por qué se salvó a Lot? ¿Por qué Dios envió ángeles para jalar, literalmente, a este hombre fuera de la destrucción?

¿Fue a causa de la moralidad de Lot? ¿Fue porque Dios vio algo grande en él? ¡No! La respuesta es muy simple: "El Señor fue misericordioso con él... lo sacó y lo puso fuera de la ciudad" (Génesis 19:16). Dios estaba siendo misericordioso con Lot.

Yo veo a Lot como un tipo del remanente de creyente en estos últimos días, viviendo en una sociedad malvada a punto de ser juzgados. En estos momentos Estados Unidos esta a punto de la destrucción, de hecho, nuestro país ya está en juicio. Y Lot representa al remanente justo de iglesia en medio de ello, lo que la Biblia llama el justo Lot (ver 2 Pedro 2:6-8).

Sin embargo, si hoy la iglesia de Dios es justa, es sólo por la sangre de Jesucristo, y no por ninguna bondad o moralidad que el Señor haya visto en nosotros. Es sólo por su pura misericordia que Él vino a nosotros y nos sacó del juicio, aun cuando vacilamos en dejar nuestros pecados. El Señor, está siendo misericordioso con nosotros, nos ha sacado adelante y nos ha puesto fuera de esta sociedad condenada. Merecemos ser consumidos pero, Él ha tenido misericordia de nosotros.