jueves, 8 de diciembre de 2016

EN SU PRESENCIA

Mientras reflexiones continuamente en la Escritura y tengas comunión con Él en oración y adoración, serás cada vez más como Jesús. Y mientras veas cuán amoroso y misericordioso es Él para contigo, confiarás más y más en que Él te hará atravesar todas tus pruebas. Su Palabra lo dice claramente: “Los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él” (2 Crónicas 16:9).
Búscale con todo tu corazón y desea Su presencia diariamente en tu vida. Entonces conocerás y experimentarás Su increíble gloria.
No puedo imaginar cómo podrían los inconversos encontrar paz alguna en estos tiempos peligrosos fuera de la presencia y seguridad de Jesús. El temor y la angustia reposan ahora sobra la humanidad como una nube negra.
En una reciente reunión de algunos de los hombres más ricos sobre la tierra, un orador dijo en un tono agonizante: “Todos estamos en medio del peor lío posible. Nosotros lo provocamos y no sabemos cómo salir de él”.
Le doy gracias a Dios por la proximidad y cercanía de Jesús en esta terrible hora. Estoy llevando todos mis temores y preocupaciones de ansiedad a un calmado lugar de oración, en donde simplemente amo a Jesús. Silenciosamente le adoro ahí, dándole gracias y entregándole todos mis dolores, tensiones y preocupaciones familiares a Él. A diario canto aquella antigua canción:
Encerrado con Dios en un lugar secreto,
Ahí en Su presencia, contemplando Su rostro,
Obteniendo nuevas fuerzas para correr la carrera,
Anhelo estar encerrado con Dios.
Amado, Jesús va a caminar contigo a través de tus problemas. Él se regocija sobre ti. Lo vas a lograr, querido vencedor.