martes, 26 de julio de 2016

EL LIBRO DE LA VIDA

Juan escribe sobre el día del juicio:

"Y vi un gran trono blanco … y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. " (Apocalipsis 20:11-12).



MUCHOS LIBROS

Note que Juan dice que hay muchos libros y también hay "un libro" en el juicio. Los primeros libros son los archivos de la vida de cada pecador que está de pie ante el juez. Toda persona incrédula tiene un libro de obras y hechos que están siendo grabados en el cielo y cada página es un registro de cómo vivió.

¿Puedes imaginar cómo va a ser para un trasgresor cuándo esté de pie ante el Señor en ese día? Cada pensamiento, palabra y acción en su vida serán traídos a la luz, expuestos por su maldad.



UN NUEVO NOMBRE

Para el justo habrá sólo un libro, el libro de la vida, y cuando sea abierto, no oiremos una palabra, o un registro de algún pecado o falla de ninguno del pueblo de Dios. ¿Porqué? Porque todos nuestros pecados están cubiertos bajo la sangre de Jesús. La única cosa que aparecerá en ese libro serán nuestros nombres. De hecho, tendrá nuestros nuevos nombres celestiales, que Dios mismo nos revelará.

¿Cómo se graban nuestros nombres en el libro de la vida? En el momento en que creemos con todo nuestro ser que Jesucristo derramó su sangre por nosotros, nuestros nombres son grabados. Sucede cuando clamamos la victoria de su cruz, y determinamos buscarle con todo nuestro corazón, mente, alma y fuerzas.