jueves, 14 de julio de 2011

AMOR ALINEADO A LA PALABRA

Cuando nuestro amor se alinea a la Palabra de Dios, cuando aceptamos su amor por nosotros y nos amamos unos a otros sin condiciones, entonces vivimos sin temor. Así también seremos capaces de vivir en el aquí y el ahora como Cristo vivió y estaremos de pie delante de Él con denuedo en el día del juicio.

Cuando todo el miedo se ha ido, estamos en perfecto amor. Escuche estas palabras cantadas por David: “Alabanza y magnificencia hay delante de él. Poder y alegría hay en su morada.” (1 Crónicas 16:27, la cursiva es mía). La raíz de la palabra "alegría" en el Antiguo Testamento significa "saltar de alegría" y disfrutar de la plenitud del amor perfecto.

En este momento, el mundo se está ahogando en miedo. La humanidad tiembla a causa del calentamiento global, del terrorismo, de la guerra nuclear, de una economía débil, del SIDA, de los asesinatos masivos, del surgimiento del Islam, del caos político, de la adicción generalizada a las drogas, el alcohol y la pornografía. Yo le pregunto: ¿Cómo podemos hacer un impacto para Cristo si nos sentimos acosados por el mismo espíritu de temor que afecta al mundo? ¿Qué tipo de esperanza podemos ofrecer? En verdad, ¿qué tipo de evangelio estamos predicando si éste no nos cambia y nos libera del miedo?

Dios introdujo el Nuevo Pacto para asegurar a su iglesia en su amor y su completo perdón del pecado... lo que nos lleva al conocimiento del deleite y gozo que siente él hacia nosotros con el objeto que conozcamos su corazón lleno de amor por nosotros y vivamos todos los días sin temor.

Considere lo siguiente: "Y los redimidos de Jehová volverán, y vendrán a Sión con canciones y alegría eterna sobre sus cabezas; y tendrán gozo y alegría, la tristeza y el gemido huirán" (Isaías 35:10). "El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré? El Señor es la fortaleza de mi vida, ¿de quién he de atemorizarme...? Aunque un ejército acampe contra mí, mi corazón no temerá "(Salmo 27:1, 3).

Hace ya mucho atrás que el pueblo de Dios debió entregar todo en Sus manos. Le insto a que deje de tratar de pensar en su propia manera de salir de problemas. En cambio, descanse en el poder de la Palabra de Dios. Deje que el Señor ponga su gozo ahora, hoy. Su corazón alegre hará "sobresaltar e intimidar" a todos aquellos que tienen miedo a su alrededor: "Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo y para bendecir toda la obra de tus manos. Prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado." (Deuteronomio 28:12).