miércoles, 1 de septiembre de 2010

SATANÁS UTILIZA DISPOSITIVOS SUTILES

"Después el rey de Asiria envió contra el rey Ezequías…al Rabsaces, con un gran ejército…contra Jerusalén" (2 Reyes 18:17). Los asirios representan las actuales "guías hacia la prosperidad". El diablo exhibirá su ejército alrededor de sus murallas: gente poderosa, hermosa y aparentemente exitosas en todo lo que emprenden. Cuando usted los vea, ¡se sentirá encerrado como un prisionero!

La primera artimaña del hombre de pecado es cuestionar el compromiso de un creyente de confiar plenamente en el Señor. Rabsaces, cuyo nombre significa "mensajero ebrio", era el embajador del rey. Él se burlaba de los justos, provocándolos (ver 1 Reyes 18:19-20). La acusación era: "Dios no los va a sacar de este aprieto. ¡Van a hundirse! Están en un verdadero problema y su fe no va funcionar".

Luego, Satanás añade otra torsión; le dice a usted que Dios está detrás de todos sus problemas. El mensajero asirio declaró: "Jehová me ha dicho: Sube a esta tierra, y destrúyela" (2 Reyes 18:25). Satanás intentará convencerle de que Dios está desquitándosela con usted, que Él está molesto con usted ¡Ésta es su mentira más sutil! Hacerle creer que Dios lo ha abandonado y ha entregado su vida, al dolor y a los problemas. Él quiere que usted piense que sus problemas son el resultado del castigo de Dios por sus pecados del pasado. ¡No lo crea! Es Satanás queriendo destruirlo.

Nuestro Dios es un libertador, es una fortaleza. Isaías dijo que Él viene "a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya" (Isaías 61:3).

No, amado santo, usted no se está hundiendo. Simplemente está bajo ataque, bombardeado por las mentiras del enemigo a causa de que usted ha decidido verdaderamente confiar en el Señor. Satanás está tratando de destruir su fe en Dios.