viernes, 13 de enero de 2017

DIOS NUNCA TE ABANDONARÁ

Dios se describe así: "Yo con todo eso enseñaba a andar al mismo Efraín [Israel], tomándole de los brazos; y no conoció que yo le cuidaba" (Oseas 11:3).
En el idioma original, este versículo dice: “Llegué a ellos en su desesperación y los cuidé tiernamente en lugares sucios y difíciles. ¡Los sostuve en mis brazos como alguien que les cuidaba!" Pero el versículo 7 dice: "Mi pueblo está adherido a la rebelión contra mí". La palabra adherido aquí significa "pendiendo en suspenso, pendiendo de la duda".
Israel no estaba seguro del amor y la ternura del Señor y Dios le estaba diciendo a Oseas: “Mi pueblo está dudando de Mi amor por ellos porque no me conocen realmente".
¡Y era cierto! Israel no podía creer que Dios todavía los amara. Eran idólatras, descarriados  y escépticos y probablemente estaban pensando: "Trajimos la desaprobación de Dios sobre nosotros mismos al pecar voluntariamente y de seguro nos juzgará". Pero Dios dijo, "¿Cómo puedo abandonarlos? Mi corazón se conmueve dentro de mí y se inflama mi compasión" (Ver versículo 8).
Puede que estes pasando por aguas profundas en este momento. No me refiero a pruebas o tentaciones necesariamente, sino a eventos abrumadores que no puedes entender. Vientos y olas de todo tipo te están inundando, cosas que van más allá de tu comprensión, y él quiere ayudarte a pasar a través de todo y restaurarte a salud espiritual. Si todo lo que puedes creer ahora es que él te ama a pesar de todos tus caminos obstinados, ¡eso es suficiente!
Escucha su palabra de consuelo y sanidad para ti: "Porque no contenderé para siempre, ni para siempre me enojaré; pues decaería ante mí el espíritu, y las almas que yo he creado" (Isaías 57:16). El Señor estaba diciendo: "Si todo lo que ves en mí es ira, tu espíritu fracasaría; sería demasiado para soportarlo”. No, él continúa diciendo: " He visto sus caminos; pero le sanaré, y le pastorearé, y le daré consuelo a él "(Versículo 18).
¡Estas son las palabras de un Dios que nunca abandonará a su pueblo!