sábado, 27 de diciembre de 2014

EL PADRE DE LA FE by Claude Houde

Si quieres crecer espiritualmente, si tienes sed de lo milagroso y lo divino en tu vida diaria, es absolutamente necesario que prestes mucha atención a Abraham. Él no es un personaje común del Antiguo Testamento, o un nombre más en una lista. El apóstol Pablo lo llamó el “Padre de la fe”, el ejemplo, el modelo, el norte, el estándar y el padre de todos los creyentes (Ver Romanos 4:12).

Isaías, el profeta, nos hace esta vibrante llamada: “Escúchenme, los que siguen la justicia, los que tienen sed del Dios viviente. Miren a la roca de donde fueron cortados...Miren a Abraham su padre. Porque cuando no era más que uno solo y un desconocido lo llamé, lo bendije y lo multipliqué. Porque el Señor restaurará todos sus lugares arruinados, y cambiará el desierto en paraíso de aguas vivientes. Alegría y voces de alabanza y gozo se escucharán de nuevo. ¡Préstenme atención, Mi pueblo! Pongan sus ojos en Abraham.” (Ver Isaías 51:1-4).

¿Al leer estas líneas, tienes la impresión de que Abraham tiene algo que decirnos? Bueno, tienes razón. Pablo, el erudito, apóstol y una persona que cambió el mundo, cuyos notables e inspirados escritos han marcado la historia de la humanidad, nos dice que “hay una promesa que está asegurada para los que son de la fe de Abraham” (Ver Romanos 4:16).
Estimado lector, levantemos el velo y descubramos un tesoro. Introduzcámonos en el Libro de los Comienzos -la Génesis de la fe de Abraham- para excavar una mina de oro espiritual de valor eterno: la fe con negación.

El Señor le dijo a Abraham: «Deja tu tierra, tus parientes y la casa de tu padre, y vete a la tierra que te mostraré. Haré de ti una nación grande, y te bendeciré; haré famoso tu nombre, y serás una fuente de bendición hasta los fines de la tierra y las generaciones por venir.» (Ver Génesis 12:1-3)

Queridos amigos, esta fe con negación que caracterizó y definió la personalidad y la vida de Abraham tocaron el corazón de Dios y se convirtieron en una clave para el cumplimiento perfecto de la asombrosa promesa que acabas de leer. En términos bíblicos y en la perspectiva global de las Escrituras, Abraham no sólo es el padre de los millones de judíos a través de la historia, sino también el padre espiritual de cada creyente que ha puesto su fe en Cristo, a través de los siglos y hasta nuestros días. Hay más de mil millones de seguidores de Cristo en la tierra. Somos el movimiento religioso de más rápido crecimiento en el mundo, y de acuerdo a las Escrituras cada uno de estos preciosos cristianos ¡es un hijo o una hija de Abraham!

__________
Claude Houde es el pastor principal de la Iglesia de la Nueva Vida (Eglise Nouvelle Vie) en Montreal, Canadá; y es un orador frecuente en conferencias para pastores y líderes dirigidas por World Challenge en todo el mundo. Bajo su liderazgo la Iglesia de la Nueva Vida se ha incrementado de ser un puñado de personas, a más de 3500 miembros, en una parte de Canadá donde pocas iglesias protestantes han alcanzado éxito.