sábado, 23 de agosto de 2014

APROVECHANDO BIEN EL TIEMPO by Claude Houde

“Aprovechando bien el tiempo” (Efesios 5:16)

Cuando lees la palabra “tiempo” en los evangelios, debes saber que hay dos palabras diferentes que se utilizan frecuentemente en el idioma griego del Nuevo Testamento: las palabras chronos y kairos. La palabra chronos simplemente habla del tiempo en su secuencia cronológica: segundos, minutos, horas que se convierten en días, semanas, meses y años. El tiempo pasa volando. La palabra kairos es diferente. A menudo se traduce con expresiones tales como “Cuando vino el cumplimiento del tiempo; hasta que se cumplan los tiempos; cuando había llegado el tiempo de que tal cosa suceda”.

Sugiero que la aplicación espiritual de esto es vital. Lo que quiero que veas es que en cada día y en cada momento, reside la oportunidad de tomar una decisión (una resolución) para transformar el tiempo que simplemente “pasó” y se perdió, en un momento divino en el que “por la fe con la resolución” desatamos algo sobrenatural y redentor que puede revolucionar nuestras vidas.

Por favor, presta mucha atención a esta importante clave. Una de las palabras griegas de las que obtenemos la palabra “momento” es la palabra átomos. Puedes notar fácilmente que las palabras “átomo” y “atómica” encuentran su raíz en átomos. Es la imagen perfecta de lo que se esconde en el momento. La imagen del átomo nos recuerda cómo podemos perder un momento tan fácilmente y subestimar su potencial y posibilidades. El átomo se considera que es el símbolo de la unidad perfecta, la partícula más pequeña de un elemento, más comúnmente llamado una unidad irreducible. La idea es, que es imposible encontrar algo más pequeño. Es por eso que podemos perder con tanta facilidad nuestro momento. Como los átomos, estos momentos con Dios van y vienen y están disponibles para nosotros en cantidades infinitas que pueden parecer insignificantes en estatura e importancia, ya que son tan diminutos.

Los momentos son fáciles de perder o ignorar. Al mismo tiempo, nos encontramos con una imagen del átomo en el momento. En este núcleo, tan increíblemente pequeño, se encuentra también la capacidad nuclear y la liberación de la fusión nuclear en toda su magnitud.

Yo lo diría de esta manera: “¡Cuando aprovechas el momento con Dios mediante la oración y por la fe con una resolución, puedes liberar una reacción sobrenatural de proporciones atómicas espirituales!”


__________
Claude Houde es el pastor principal de la Iglesia de la Nueva Vida (Eglise Nouvelle Vie) en Montreal, Canadá; y es un orador frecuente en conferencias para pastores y líderes dirigidas por World Challenge en todo el mundo. Bajo su liderazgo la Iglesia de la Nueva Vida se ha incrementado de ser un puñado de personas, a más de 3500 miembros, en una parte de Canadá donde pocas iglesias protestantes han alcanzado éxito.