domingo, 19 de agosto de 2012

LAS BUENAS NUEVAS DE JESÚS by Gary Wilkerson

“Como el pueblo estaba en expectativa, preguntándose todos en sus corazones si acaso Juan sería el Cristo, respondió Juan, diciendo a todos: Yo a la verdad os bautizo en agua; pero viene uno más poderoso que yo, de quien no soy digno de desatar la correa de su calzado; Él os bautizará en Espíritu Santo y fuego” (Lucas 3:15-16)

Juan el Bautista estaba describiendo lo que iba a pasar cuando venga el evangelio. El tenía una mayor revelación del evangelio que cualquiera de los profetas del Antiguo Testamento y predijo que cuando este evangelio venga, sería un evangelio del Espíritu Santo y fuego.

Y entonces vino Jesús con Su fuego y dijo, “El Espíritu del Señor está sobre Mí, por cuanto me ha ungido para proclamar buenas nuevas.”

Ese es el evangelio! Jesús dijo, “Este evangelio es mío y quiero llevarlo a aquellos que no lo tienen. Quiero llevarlo a los pobres.”

“Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a predicar el año agradable del Señor.” (Lucas 4:18-19)

El año agradable del Señor es el llamado Jubileo. Bajo la ley del Antiguo Testamento, cada 70 años los esclavos eran puestos en libertad y todas las deudas eran borradas. Era un año de perdón, un año de Jubileo. La gente anhelaba que este año llegara y ahora Jesús estaba diciendo que el evangelio había llegado y estaba proclamando el año agradable del Señor.

Sabes que es el evangelio? Es Jubileo!

Sabes que es el evangelio? Es poner en libertad a los cautivos!

Sabes que es el evangelio? Es proclamar que este es el año agradable del Señor. Es proclamar las Buenas Nuevas de que Cristo ha venido. El Mesías esta aquí y el mundo ha sido totalmente revolucionado.

De eso se trata el evangelio!