jueves, 2 de agosto de 2012

EL SIGNIFICADO DE LA AUTO NEGACION Y DEL ARREPENTIMIENTO VERDADERO

El arrepentimiento significa más allá que decir, “Señor, yo estoy mal.” Este también significa, “¡Señor , Tú estás en lo correcto!”

Arrepentimiento significa enfrentar la verdad acerca de su pecado -una verdad que debe terminar ahora. Es un momento de verdad crítico, un lugar donde usted reconoce, “ Yo no puedo continuar en mi pecado, necesito al Espíritu Santo viviendo en mí. Si no lo hago, yo perderé todo. Señor, tú estás en lo correcto acerca de la muerte que está trayendo a mí este pecado. Veo que si continúo en él, éste me a va destruir a mí y a mi familia. Dios, no tengo excusas.”

En otras palabras, el arrepentimiento es la confrontación con su pecado. La batalla es peleada delante de usted en la cruz - toma lugar en el momento en que el Espíritu Santo trabaja en usted.

La misma verdad se aplica a la auto negación. En corto, la auto negación es una confrontación que sostiene, “¡El pecado termina ahora - en este momento!” Opuesto a lo que muchos “predicadores consoladores” dicen, la auto negación no es una clase de dolor del corazón que usted tiene que lidear con, o una infirmeza de su carne. Cuando Pablo dice, “Yo muero continuamente,” él simplemente quería decir, “Yo tengo que negar que puedo continuar en pecado y que aún poseo el favor de Cristo. Yo no tengo un exención de parte de Dios para continuar bajo pecado solamente porque hago buenas obras. ¡No! Yo estoy de acuerdo con la Palabra de Dios y niego todos mis derechos de continuar en pecado.”

La gloriosa verdad del evangelio es que si nosotros morimos con Jesús, nosotros también podemos entrar en la gloria de Su resurrección y tener una nueva vida. Su cruz es nuestra cruz, Su muerte es nuestra muerte, Su resurrección es nuestra resurrección, a través de nuestra identificación y unión con Él. Esta es la verdadera cruz que cargamos.

Aún así es esta cruz la que muchos llamados ministros del evangelio han desechado. La verdadera cruz no son solamente palabras llenas de amor descritas por el sufrimiento y derramamiento de sangre de nuestro Salvador en el Calvario. No, el verdadero significado de la cruz es que Jesús derramó su sangre y murió para que nuestras almas pecadoras y enfermas pudieran obtener una gloriosa libertad - para romper cada cadena de pecado que nos ataba.