jueves, 5 de enero de 2012

¡LA LIBERTAD NO ES UNA LICENCIA!

"Hermanos, ustedes han sido llamados a la libertad, sólo que no usen la libertad como pretexto para pecar; más bien, sírvanse los unos a los otros por amor." (Gálatas 5:13).

El rebelde grita libertad
Para los oprimidos negros,
Las tribus indígenas olvidadas,
Los ilegales mexicanos y vendimiadores de la costa oeste.
Ellos claman por libertad en los campos
Para las colonias y las naciones emergentes.
Se comportan como si la libertad
Fuera su descubrimiento y creación,
Pero Dios dice:
El hombre está llamado a la libertad
Divinamente destinado y llamado.
Sólo que la libertad no debe ser usada como una licencia
Para calmar la carne,
Para entregarse en debilidad al placer y la sensualidad
Como símbolo de libertad.
Pero el hombre está llamado a la libertad
Solo a ser libre de sí mismo para servir a los demás,
Por amor, sirviendo unos a otros
Pacíficamente y sin violencia;
Porque si los rebeldes continúan mordiendo y devorando
Con el pretexto de la libertad,
Solamente se consumirán unos a otros.