miércoles, 11 de enero de 2012

EL MILITANTE CRUCIFICADO

"Fue oprimido y afligido,
Pero no abrió Su boca.
Como cordero que es llevado al matadero,
Y como oveja que ante sus trasquiladores permanece muda,
El no abrió Su boca."
(Isaías 53:7).

Cristo fue un verdadero militante:
Luchando por los derechos de otros hombres,
echando fuera del templo de de Dios a los cambiadores de dinero
Y dejando en libertad a los oprimidos;
sin embargo, él mismo fue oprimido. . .
y afligido,
Incomprendido y rechazado.
Le fueron negados sus propios derechos:
Un jurado lo perjuró.
Los sacerdotes suscitaron el silencio de la mayoría
con mentiras y verdades a medias.
Fue llevado como un cordero al matadero.
Ellos arrancaron su barba
Y escupieron su rostro.
El más alto tribunal de la tierra
Tenía prejuicios contra él;
Sin embargo, este poderoso militante
No abrió su boca
Y en su dolor no reclamó ningún derecho.
Él derramó su vida
Como una ofrenda
Para justificar los derechos de todos los hombres.