lunes, 29 de agosto de 2011

EL ESTRUENDO DE SU PODER

¡Y estas cosas no son más que los bordes del camino, apenas el leve susurro que oímos de él! Pero el trueno de su poder,¿quién podrá comprenderlo?" (Job 26:14, Reina Valera 1995).

El hombre necesita poder
para ayudar a aquellos que no lo tienen,
para fortalecer a los débiles,
para aconsejar al que no tiene sabiduría,
para declarar las cosas como realmente son,
para renovar espíritus muertos,
para cubrir la descubierta destrucción del infierno.
Dios tiene todo el poder
para prolongar el universo
sobre lugares vacíos,
sostiene a la tierra sobre la nada.
Él ata la humedad en densas nubes,
colocando límite a las aguas.
El divide el mar con su poder
y desecha al orgulloso.
Por su espíritu Él adorna los cielos.
Él incluso creó la serpiente tortuosa,
Pero éstos son apenas destellos de su poder…
sólo una pequeña parte de Él que es escuchada.
Él ha prometido poder a todos los hombres.
Una vez que el Espíritu Santo
Venga sobre ellos
habrá un estruendo en ese poder
estruendo contra la injusticia,
la inmoralidad y el delito,
estruendo contra la hipocresía
y la tiranía de las pequeñas cosas,
estruendo en contra del materialismo
y el odio.
Pero más profundo todavía:
el amor
es el estruendo de poder.