viernes, 27 de diciembre de 2013

¡ÉL QUIERE QUE TÚ CREAS EN SU PALABRA!

Al considerar las luchas que Israel tuvo que pasar, uno podría estar tentado a decir: "Dios, ¿no esperas demasiado? Ellos tienen miedo, y con razón. ¿Cómo podrían estar tentándote cuando tan sólo están clamando debido a su necesidad?"

Pero, recuerda que estas personas han sido bien alimentadas y bien enseñadas, sumergidas en las señales y los milagros. No eran novatos espirituales ni estaban sin un pastor que los cuide. Todos los días tenían una nube visible y protectora, como prueba de que Dios estaba presente con ellos. Y cada noche tenían el resplandor reconfortante de un fuego en el cielo. Cada mañana encontraban maná en el suelo, fielmente enviado desde el cielo. ¡Dios había provisto a Israel de todo lo que necesitaban para construir su fe!

Nuestro Señor no habla a la ligera, cuando advierte: "Sin fe no puedes complacerme. Tú debes realmente creer que YO SOY y que siempre voy a galardonar la fe. Por lo tanto, ¡espero que mis hijos bien alimentados y bien enseñados confíen en Mí!"

¿Qué hay de la prueba que has estado enfrentando? ¿Qué quiere Dios de ti en tu momento difícil? ¡Él quiere que creas Su palabra, Sus promesas! Él quiere que confíes plenamente que Él está contigo en tu lucha. No importa si todo el infierno viene en contra de ti, Su presencia nunca te será quitada, aun en medio de tus miedos y lágrimas. Ningún dardo del diablo, ningún ataque poderoso contra ti te destruirá. Tu Padre ya tiene un plan de liberación preparado.

Dios está esperando que te aferres de Él con una confianza ciega. Él quiere que sea capaz de hacer frente a todas tus feroces tentaciones, y digas: "Quizás no entienda esto, pero sé que mi Señor no me abandonará. ¡Estoy confiando que Él me guiará a través de esto!"

Tu batalla sólo terminará cuando vengas a una plena confianza en el Señor, creyendo que Él está contigo en poder y en amor. Así que deja a un lado todo pensamiento de que Dios ha cerrado Sus ojos a tus circunstancias. Eso lo tienta y lo pone en una prueba para demostrar Su fidelidad. Sin embargo, ¡Él ya la ha demostrado muchas veces!

"No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar" (1 Corintios 10:13).
Dios está diciendo: "No te estás derrumbando, ¡Yo estoy contigo en todo esto! Si sólo buscas Mi rostro, y confías en Mí, yo te llevaré al otro lado, ¡porque yo estoy siempre contigo!".