jueves, 26 de mayo de 2011

YO ORO QUE USTED ESTÉ DISFRUTANDO DE LA PRESENCIA DEL SEÑOR

Hay un texto en el hebreo original que me ha bendecido grandemente, y quiero compartirlo con usted. “Se acercaron a la maldad los que me persiguen; se alejaron de tu ley. Cercano estás tú, oh Jehová, y todos tus mandamientos son verdad” (Salmo 119:150-151). Hellen Spurrell lo traduce así: “Cuando los perseguidores se me acercaron, eran de los que estaban lejos de tu ley; entonces tú, oh Jehová, estabas cerca con todos tus fieles mandamientos.”

Principados y poderes demoniacos habían cercado a David, tratando de traer ruina y destrucción a él y a Israel. Pero este hombre de Dios testificó que mientras el enemigo se acercaba, él confió que Dios se acercaba aún más a él. David dijo que Dios lo sostuvo de su mano derecha y caminó con él guiándolo a través de cada asalto del enemigo.

Aquí en el testimonio de David hay una promesa maravillosa para usted y para mí. Podemos estar seguros que Satanás quiere destruirnos, molestarnos, y derribar a todo al que ama al Señor. El enemigo hará todo lo que está en su poder para arrastrarnos a su pozo de desesperación, confusión, culpa y condenación.

¿Tiene usted algunos “perseguidores” satánicos que están viniendo contra usted ahora mismo? ¿Tentaciones abrumadoras? ¿Pruebas? ¿Cargas financieras? ¿Problemas matrimoniales o familiares? ¿Problemas en sus negocios? Cuando sus perseguidores se le acerquen para destruirlo, anime su corazón, el Señor Dios Todopoderoso está aún más cerca de usted que ellos – y si él está cerca, él actuará en su ayuda. Yo no puedo imaginar que Dios esté cerca de algún hijo suyo y que no haga nada, permitiéndole al diablo abusar o corromper a su amado hijo de alguna manera.

Lea el Salmo 68:1-4 y vea lo que Dios ha prometido hacer por usted si tan sólo confía en él. Usted puede proclamar estos cuatro versos ahora y durante todo el año. Memorice estos versos, párese firme en ellos, y Dios hará huir a sus enemigos.