sábado, 4 de marzo de 2017

ZORROS EN EL VIÑEDO - Carter Conlon

La mayoría está de acuerdo en que el Cantar de los Cantares es una representación de Cristo y Su Novia. En este libro encontramos un versículo importante, una petición al Esposo procedente de aquellos que lo conocen: “Atrapen todos los zorros, esos zorros pequeños, antes de que arruinen el viñedo del amor, ¡porque las vides están en flor!” (Cantares 2:15, NTV).
Cuando se considera el tamaño de un viñedo, un zorro parece bastante insignificante. Sin embargo, un pequeño zorro tiene el potencial de comerse las uvas y acabar con la belleza de un viñedo floreciente. De la misma manera, puede que tú y yo nos encontremos en una temporada fructífera, un tiempo en el que las cosas por las que hemos orado y creído están comenzando a pasar. Sin embargo, debemos tener cuidado, porque a menudo hay pequeñas cosas en nuestras vidas que, si se dejan sin atender, pueden disminuir grandemente nuestro testimonio. Vemos un ejemplo de esto en el libro de Mateo.
“Cuando [Jesús y sus discípulos] llegaron a Capernaum, vinieron a Pedro los que cobraban las dos dracmas, y le dijeron: ¿Vuestro Maestro no paga las dos dracmas? El dijo: Sí (Mateo 17:24-25). Hasta este punto, casi todo en el caminar de Pedro con Jesús había ido bien. ¡Era una temporada fructífera! Sin embargo, Jesús sabía que habían pequeñas cosas en la vida de Pedro que necesitaban ser tratadas, para que su productividad futura no disminuya.
¡Pedro mintió cuando se le acercaron los colectores del impuesto del templo! Ni él ni Jesús habían pagado el impuesto del templo. Más tarde, Jesús le explica a Pedro que no estaban obligados a pagar ese impuesto (Ver Mateo 17:25-26). “Sólo los extranjeros pagan impuestos. ¡Nosotros somos hijos de Aquel que es dueño del templo! Por lo tanto, no hay sanción para nosotros”.
Este es un tipo de nosotros dándonos cuenta de que nuestros pecados están cubiertos. Debido a que llegamos a Cristo, nuestros pecados han sido perdonados. Todos nuestros fracasos y limitaciones fueron cubiertos por el sacrificio de Jesús en el Calvario.

Carter Conlon se unió al equipo pastoral de la Iglesia Times Square en 1994, por invitación del pastor fundador David Wilkerson, y fue nombrado para el cargo de Pastor Principal en 2001.