jueves, 23 de marzo de 2017

VERDADERO REFRIGERIO

En Hechos 3:19 Pedro habla de “tiempos de refigerio” que vendrían como resultado de estar en la presencia del Señor. Estoy convencido de que incluso ahora, en medio de los tiempos de turbulencia mundial, la Iglesia está experimentando tal tiempo de refrigerio. Es un evento en el cual Jesús está manifestando Su presencia en todo el mundo.
Sí, hay mucha muerte espiritual y sequedad en muchas iglesias. Multitudes de creyentes son transigentes en su andar con Jesús, mientras que otros se han ido tras los placeres mundanos como locos.
Pero algo glorioso está sucediendo en todo el mundo, incluso en las naciones islámicas. Hay evidencia innegable de que el Espíritu Santo está posándose sobre las naciones, y la impresionante presencia de Cristo se está manifestando poderosamente. Está sucediendo por toda Rusia, China, América del Sur, África, Asia y casi todas las naciones de la tierra. Dios está moviendo los corazones de las personas en  Mongolia y en los antiguos estados soviéticos. En la India el Espíritu de Dios está trabajando poderosamente.
He oído que esos momentos de refrigerio están tocando a varios pueblos y ciudades en los Estados Unidos. Los pastores están comenzando a sentir una desesperación por una verdadera manifestación de la presencia de Dios en sus iglesias.
Este tiempo de refrigerio de la presencia de Cristo es el resultado de exaltarlo solamente a Él - no a las señales, ni a las maravillas, ni a los dones espirituales, ni a los llamados “avivamientos” que pronto se desvanecen. Esta es una revelación de la gloria y el poder de Cristo de los últimos tiempos. Muchos me escriben contándome que van a la iglesia anhelando experimentar la presencia real de Jesús. Quieren oír palabra de un pastor que ha estado encerrado con el Señor. No quieren más entretenimiento, dotes teatrales ni métodos vacíos. Ellos claman: “Quiero a Cristo. Quiero la tierna, asombrosa y sanadora presencia de Jesús”.
Que este sea el clamor de corazón de todo el pueblo de Dios en estos días.