jueves, 14 de abril de 2016

ÉL ES SEÑOR DE TODO

Hoy en día, una religión pagana radical es una especie de Babilonia con líderes locos como el rey Nabucodonosor. Esta religión está amenazando a todo el mundo con su demanda de adoración a su deidad. Las organizaciones terroristas con apoyo religioso están exigiendo: "Póstrense ante nuestro dios, o derribaremos sus aviones. Vamos a bombardear sus ciudades, trenes, autobuses y túneles. Los secuestraremos, los torturaremos y los decapitaremos. Nuestra religión va a prevalecer".

Mientras consideramos tales fuerzas demoníacas, debemos pasar a la historia de Nabucodonosor y los tres fieles servidores de Dios que se relata en Daniel 3. Se nos dice que en una sola hora, el Señor descendió y libró a Sus siervos, y eso cambió todo.

Todo se veía diferente una vez que el Señor manifestó Su poder, haciendo que el rey exclamara: "Bendito sea el Dios de ellos, de Sadrac, Mesac y Abed-nego, que envió su ángel y libró a sus siervos que confiaron en él, y que no cumplieron el edicto del rey, y entregaron sus cuerpos antes que servir y adorar a otro dios que su Dios" (Daniel 3:28). Inmediatamente, Nabucodonosor emitió un decreto diferente. Éste declaraba que el único ios a ser adorado era el de los tres jóvenes judíos: "Por cuanto no hay dios que pueda librar como éste" (Daniel 3:29).

Volvamos ahora al salmista, quien preguntó por qué las naciones paganas se amotinan en ira contra el Señor. Según él, así es como Dios responde a tal ira: "El que mora en los cielos se reirá; el Señor se burlará de ellos. Luego hablará a ellos en su furor, y los turbará con su ira" (Salmos 2:4-5).

El Señor mismo luego declara: “Yo he puesto mi rey sobre Sion, mi santo monte...Mi hijo eres tú; Yo te engendré hoy" (Salmo 2:6-7). Los terroristas apoyados por la religión y otras religiones paganas pueden tener la esperanza de establecer sus dioses como rey, gobernando el mundo. Pero Jehová Dios dice: "Yo ya he establecido a mi Hijo, Jesucristo, el Mesías, como el rey de los cielos y la tierra. Él es, desde ya, el Señor de todo".