lunes, 23 de abril de 2012

DIOS PERMITE A LOS DÉBILES ESTAR POR ENCIMA DE TODAS LAS PROBABILIDADES by Gary Wilkerson

La poderosa nación de Siria iba a atacar a Israel, pero Dios le reveló a Eliseo cada movimiento que Siria estaba a punto de hacer. Debido a esto, el profeta fue capaz de advertir el ejército de Israel y mantenerlo fuera de peligro.

El ejército sirio se componía de poderosos batallones, inmensos carruajes y las mejores armas del momento; sin embargo, fue frustrado en cada movimiento debido a Eliseo, esto enfureció al rey de Siria quien, finalmente, renunció a sus ataques contra Israel y volvió todo su ejército sobre Eliseo: "—Pues entonces averigüen dónde está —ordenó el rey—, para que mande a capturarlo." (2 Reyes 6:13, NVI).

Eliseo se estaba quedando en Dotan. El rey de Siria envió "...un destacamento grande, con caballos y carros de combate. Llegaron de noche y cercaron la ciudad." (6:14). A la mañana siguiente, el siervo de Eliseo se despertó y presa del pánico al ver las fuerzas enemigas, gritó a Eliseo: "¡Oh, mi señor, ¿qué haremos?"

Como el siervo de Eliseo, ¿Sintió Usted alguna vez pánico? "¡No hay manera de salir de este problema, es muy grande! ¿Qué puedo hacer?" En esos momentos, nuestras oraciones se pueden convertir en sesiones de preocupación llenas de ansiedad; nos decimos, "No hay manera en que Dios me puede sacar de esto".

Eliseo respondió a su criado: "No tengas miedo.... Los que están con nosotros son más que los que están con ellos" (6:16). Eliseo oró por su siervo diciendo: "Señor, abre sus ojos para que vea" (6:17). De repente, el siervo de Eliseo vio lo que era invisible a simple vista: "Él miró y vio que el monte estaba lleno de caballos y carros de fuego alrededor de Eliseo" (6:17).

Ahora mismo, en su crisis, las probabilidades en contra suya pueden ser de 10.000 a 1. Sin embargo, como muestra la historia de Eliseo, 10.000 es un número escaso si se compara con el número infinito de ángeles al servicio de Dios. Usted puede sentirse abrumado y superado en número pero Dios nunca pierde, Él nunca se retira y nunca negocia. Él está con Usted en medio de su batalla para librarle de forma sobrenatural.

Usted puede preguntar como lo hizo el siervo de Eliseo, "¿Qué haré?" En la historia de Eliseo Dios ya le ha contestado: "Confía en el Señor" Cuando todo lo demás parece fallar, cuando siente que no hay esperanza y que está a punto de caer en la derrota, Dios entra y lo transforma todo.

Aquí está el resultado final: "Los sirios dejaron de incursionar en territorio de Israel" (2 Reyes 6:23). Fue una nueva lección para levantar la fe de Israel. Eliseo estaba mostrando al pueblo de Dios que "Contar con el Señor de tu lado es mejor que tener el ejército más poderoso del mundo. ¡Confía en Él!"