martes, 20 de enero de 2009

LA CANCIÓN CORRECTA – EN EL LADO EQUIVOCADO

Cuando el pueblo de Israel fue puesto a prueba, ¿se suponía que ellos expresasen gratitud y acción de gracias en medio de los problemas? Cuando ellos estaban rodeados y en situaciones desesperantes, ¿esperaba realmente Dios que ellos tuviesen esa clase de reacción?

¡Absolutamente – Sí! Ese era el secreto para que ellos puedan salir de sus dificultades. Vea usted, Dios quiere algo de todos nosotros en nuestros tiempos de problemas y pruebas abrumadoras. ¡El quiere que le ofrezcamos un sacrificio de acción de gracias en medio de todo lo que sucede!

Yo creo que Santiago había descubierto ese secreto cuando él amonestó, “…tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas…” (Santiago 1:2). El estaba diciendo, “¡No te rindas! Prepara un altar en tu corazón, y ofrece alegre acción de gracias en medio de tus pruebas.”

Por supuesto que los hijos de Israel ofrecieron al Señor alabanza y acción de gracias – ¡pero lo hicieron en el lado equivocado del Mar Rojo! Sí, las personas se regocijaron toda la noche – pero Dios no tenía placer en eso. Cualquiera puede gritar alegremente en gratitud después que viene la victoria. Pero la pregunta que Dios había puesto delante de Israel era, “¿Me alabarán ustedes antes de que yo envíe la ayuda – mientras están en medio de la batalla?”

Yo creo que si Israel se hubiese regocijado en “el lado de la prueba” del Mar Rojo, ellos no hubiesen sido probados nuevamente en las aguas de Mara. Si hubiesen pasado el examen del Mar Rojo, las aguas de Mara no hubiesen sido amargas sino dulces. Israel hubiese visto el agua manar en todas partes del desierto, en lugar de tener que andar sedientos.

Que Dios nos ayude a cantar la canción correcta en el lado de la prueba en nuestras dificultades. Esto trae el deleite más alto a nuestro Padre celestial.
¿Está usted ahora mismo pasando por un tiempo muy difícil? ¡Entonces cante! ¡Alabe! Dígale al Señor, “Tú puedes hacerlo – tú me has librado antes, tú puedes librarme ahora. Yo descanso con felicidad.”