viernes, 30 de septiembre de 2016

UNA PALABRA DE ESPERANZA

Durante muchos meses, escudriñé y estudié las Escrituras, pidiéndole al Señor que me dé un mensaje de esperanza y aliento para estos tiempos duros. Mi espíritu clamó: “Señor, por favor habla una Palabra a mi corazón para tus hijos, pues sólo Tú tienes palabras de vida eterna. Sólo Tú puedes darnos una Palabra de consuelo en tales tiempos”.
El Espíritu Santo respondió mi oración, hablando a mi corazón, lo siguiente: 
“Yo te daré una sola promesa de mi Palabra. Y si tú confías tu vida entera a ella, esta Palabra te guardará durante todos los tiempos peligrosos”.
ADHIÉRETE A LA VERDAD
Amados, yo sé que si nos adherimos especialmente a este versículo, creyendo plenamente en él, éste será una poderosa fuente de fe diaria. Esta es la promesa que el Espíritu me mostró:
“VUESTRO PADRE SABE DE QUÉ COSAS TENÉIS NECESIDAD, ANTES QUE VOSOTROS LE PIDÁIS” (Mateo 6:8).
En Lucas 12, Jesús enumera las necesidades que Él dice que nuestro Padre celestial sabe que tenemos. Estas necesidades son: comida, bebida y vestido.
Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué comeréis; ni por el cuerpo, qué vestiréis…Y si así viste Dios la hierba que hoy está en el campo, y mañana es echada al horno, ¿cuánto más a vosotros, hombres de poca fe?” (Lucas 12:22,28).

jueves, 29 de septiembre de 2016

NO DEBEMOS ESTAR SORPRENDIDOS

Debo preguntarte: Cuando golpea la tormenta, ¿vas al Señor en oración? Si es así, entonces estás obteniendo fuerzas, porque tu mente está fijándose en el amor de tu soberano Padre celestial. En Su presencia, Él continuamente te revela Su poder y te alienta para que puedas llegar a la meta.
No es voluntad de Dios que Sus hijos enfrenten los tiempos peligrosos que están delante, paralizados de miedo, de hecho la profecía bíblica y las advertencias no deberían asustarnos. El deseo de corazón de Jesús, al respecto, se puede notar claramente:
La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo (Juan 14:27).
ADVIRTIÉNDONOS EN AMOR
Jesús profetizó sobre eventos mundiales venideros que sonaban aterradores. Habló de guerras, pestes y terremotos en diversos lugares. Y Él advirtió a sus oidores: “Van a ser afligidos, y algunos de ustedes incluso serán muertos. La iniquidad abundará. Los falsos profetas y los mesías se levantarán engañando a muchos” (ver Mateo 24:3-41).
Más adelante en Mateo, Jesús explica que la razón de haber advertido sobre tales sucesos catastróficos era para que creamos en Él cuando veamos que estas cosas sucedan.
ÉL ES EL SEÑOR POR ENCIMA DE TODO
Jesús no trataba de poner sobre nosotros una carga de miedo. De hecho, Él simplemente, no quiere que seamos sorprendidos cuando seamos golpeados por  horribles tempestades. Él no quiere que nuestra fe naufrague cuando enfrentemos de pronto, un sufrimiento increíble. Y sobre todo, Él quiere que creamos que hay un Señor, por encima de todas estas horrendas cosas, un Padre que es suficientemente amoroso, como para advertirnos al respecto y guardarnos en medio de éstas.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

FIJA TUS PENSAMIENTOS EN JESÚS

La Escritura dice claramente que debemos prestar oído a todo mensaje profético dado por hombres de Dios y confirmado en la Escritura. Debemos reunir todo el conocimiento posible sobre las tormentas venideras, para poder preparar nuestros corazones para cualquier cosa que vayamos a enfrentar.
Pero no debemos dejar que el temor o la ansiedad consuman nuestros pensamientos o tome el control de nuestros corazones. Las tinieblas, ciertamente están llegando y el juicio está a las puertas. Pero como pueblo de Dios, no podemos permitir que ninguna nube de tinieblas oculte la gran luz de Sus promesas de amor y misericordia para con Su pueblo. 
NO DEJES QUE SATANÁS TE ROBE LA ESPERANZA
Debemos estar bien informados por la Palabra de Dios y Sus profetas, pero no debemos morar en el conocimiento profético tanto que tome el control de nuestras vidas. Al diablo le encantaría que esto suceda. Él sabe que no puede hacernos dudar de la Palabra de Dios respecto al juicio, así que intenta llevarnos al otro extremo y conducirnos a una obsesión temerosa por los tiempos peligrosos.
Dicho de una manera simple, Satanás quiere robarnos toda esperanza, al consumirnos con pensamientos de presagios. Pero no podemos descifrar el futuro preocupándonos por éste. En realidad, tú puedes terminar atrapado y sometido al miedo y a la obsesión acerca de eventos aterradores.
FIJA TUS PENSAMIENTOS EN JESÚS
El apóstol Pablo, nos confirma con la siguiente instrucción:
“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad (Filipenses 4:8, énfasis mío).
En otras palabras: “Ustedes han oído todas las advertencias. Ahora, oigan lo que la Palabra de Dios revela y oigan lo que sus atalayas están diciendo. Y finalmente, fijen sus pensamientos en Jesús y en su bondad”.

martes, 27 de septiembre de 2016

DESCANSANDO EN EL AMOR DEL PADRE

Durante años, he venido fielmente advirtiendo sobre un holocausto financiero mundial. Ahora mismo, estamos viendo esto suceder en todo el mundo. Advertí que los cristianos iban a sufrir, que iba a haber gran pérdida y mucha dificultad, y esto ya está sucediendo. Multitudes de santos preciosos por todo el mundo están ahora pasando por gran estrés económico y mental.
EL ESTILO DE VIDA CAMBIA
Por más horribles que se vean estas cosas, ninguna de ellas debiera ser el enfoque de nuestras energías y ministerio. Por el contrario, debemos seguir proclamando el amor de Dios Padre y la tierna misericordia de nuestro Salvador.
Conozco el estilo de vida norteamericano, de hecho, el estilo de vida de todos los países prósperos está a punto de cambiar permanentemente. Sé que todo está sacudiéndose y temblando. Pero, cuando me levanto en la mañana, no me preocupo respecto a: “¿Qué comeremos? ¿Qué vestiremos? ¿Qué acerca del gas, la luz y la seguridad?” Jesús nos advirtió que no lo hagamos.
PERFECTA PAZ
Yo descanso en el amor de mi Padre. El hecho es que yo sé que yo no soy Dios y que sólo Él está en control de todas estas cosas. Simplemente hago lo que el profeta Isaías hizo: Puso su mente en reposo al confiar plenamente en su Señor.
“Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado” (Isaías 26:3).
Isaías el profeta declaró esta verdad a los creyentes de todas las edades; ¡y Dios no puede mentir!

lunes, 26 de septiembre de 2016

DESDE AHORA - Gary Wilkerson

“Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS” (Lucas 1:30-31).
El favor de Dios produjo, literalmente, un cambio circunstancial en la vida de María; un giro de 180 grados. De acuerdo con la Biblia, ella concibió. Cuando el favor de Dios está en tu vida, Él no sólo dice: "Las cosas van a funcionar; sólo trata de tener pensamientos felices" No, Dios cambia tu mundo; Él pone las cosas al revés.
UN NACIMIENTO DE ALGO NUEVO
¡María concibió! Cuando tú recibes el favor de Dios, Él producirá una concepción, un nacimiento de algo nuevo en tu vida. Hay necesidades en tu vida, un clamor en tu alma. Y a medida que vienes a Dios y recibes Su favor, las bendiciones serán derramadas sobre ti y tu vida será transformada.
María entendió esto y comenzó a cantar:
“Engrandece mi alma al Señor;
Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador.
Porque ha mirado la bajeza de su sierva;
Pues he aquí, desde ahora me dirán
bienaventurada todas las generaciones”
 (Lucas 1:46-48).
LAS COSAS SERÁN DIFERENTES
Me encanta esta frase: “Pues he aquí, desde ahora”. Desde ahora, algo será diferente; y yo quiero agarrarme de ello. Quiero que te apropies de esa verdad en tu alma, en tu espíritu y en tu mente hoy.
“Desde ahora”, una transición está aconteciendo en ti. Estás pasando de vivir para tus propios deseos y anhelos a una vida totalmente entregada a Él, dándote cuenta de que n tú no puedes hacer nada en tu propio orgullo. Decide que confiarás en Jesús y sólo en Jesús.

sábado, 24 de septiembre de 2016

TRANSFORMADO - Claude Houde

Una familia de nuestra iglesia tiene un testimonio poderoso. El padre fue abusado, violado y golpeado por una persona religiosa cuando era joven, por lo cual tenía un odio ardiente contra la religión durante toda su vida.

Cuando perdió su trabajo hace algunos años, su esposa comenzó a recibir la ayuda de varios servicios que ofrecemos a las familias de nuestra ciudad. Más tarde, en Navidad, se hizo voluntaria, y luego se hizo de amistades, y poco a poco, comenzó a asistir a la iglesia regularmente.
NUNCA PONDRÉ UN PIE EN UNA IGLESIA DE NUEVO
Un año más tarde, cuando ella nuevamente estaba haciendo trabajo voluntario durante el evento de distribución de Navidad, su marido le advirtió: “¡Eres libre de ir, pero no te iré a buscar! ¡Nunca voy a poner un pie en una iglesia de nuevo!"
Al final de su último día de trabajo voluntario, llamó a su marido y le dijo: "Cariño, estoy tan cansada. Por favor, ven a buscarme a la iglesia.” Por alguna razón, él aceptó de mala gana. Más de una hora después, todavía no aparecía así que ella empezó a preocuparse por su bienestar. Mirando alrededor de la iglesia… ¡lo encontró en el santuario llevando una caja de alimentos!
"¿Qué estás haciendo?", le preguntó.
"Bueno, decidí entrar y ver todo esto por mí mismo. Ellos necesitaban ayuda, así que voy a quedarme un rato mas, si no te molesta".
BAJÓ LA CABEZA Y SOLLOZÓ
Dos horas más tarde, la pareja entró a su automóvil en el estacionamiento de la iglesia después de ver a cientos de familias -los más pobres entre los pobres- llegar a la iglesia y recibir sus cestas y regalos. El marido ya no pudo contenerse y bajó la cabeza en el volante y sollozó. Su esposa nunca lo había visto así.
Años de abuso a manos de hombres "religiosos" que supuestamente representaban a Dios corrían por sus mejillas en esas lágrimas. Finalmente fue capaz de decir a su esposa: "Cuando era un niño pequeño, me encantaba escuchar a la gente hablar de Jesús, y quería ayudar a los demás como Él lo hizo."
Este año toda su familia se ofreció para ayudar en Navidad. Se han convertido en piedras vivas, epístolas vivas de su gracia, leídas por todos los hombres, por el poder sobrenatural de la fe.

Claude Houde es el pastor principal de la Iglesia de la Nueva Vida (Eglise Nouvelle Vie) en Montreal, Canadá; y es un orador frecuente en conferencias para pastores y líderes dirigidas por World Challenge en todo el mundo. Bajo su liderazgo la Iglesia de la Nueva Vida se ha incrementado de ser un puñado de personas, a más de 3500 miembros, en una parte de Canadá donde pocas iglesias protestantes han alcanzado éxito.

viernes, 23 de septiembre de 2016

PERMITIENDO QUE LA MISERICORDIA FLUYA

En Pentecostés, El Espíritu Santo cayó sobre personas que se habían preparado, y que “estaban todos unánimes juntos (eran de un mismo sentir)” (Hechos 2:1). Así que, ¿qué quiere decir que las personas eran de un mismo sentir? En palabras simples, la misericordia estaba fluyendo a través de ellos. Déjame explicar.
Considera a aquellos que estaban en la escena de Pentecostés, aquellos que ahora admiramos como los padres de la iglesia. Algunos de ellos habían pecado gravemente contra el Señor y contra sus hermanos. Todos ellos tenían que haber sido perdonados y cubiertos sus pecados, o si no, la iglesia no podría haber seguido adelante con el trabajo que el Espíritu Santo iba a hacer.
PECADOS GRAVES
Considera a Pedro. Había blasfemado horriblemente, hiriendo a Jesús, al igual que a los otros discípulos. La iglesia perdonó a Pedro, y lo protegió para que su pasado no pueda ser usado contra él. Considera a Jacobo y a Juan los “hijos del trueno”. Ellos también habían pecado gravemente ofendiendo a sus hermanos discípulos cuando proclamaron ser más grandes que el resto de los discípulos. Ellos también fueron perdonados y su pecado fue cubierto.
En verdad, cualquiera de las personas que estaban presentes pudo haber dicho: “Espera un momento, Pedro. ¿Quién te ha hecho líder aquí? Tú negaste a Cristo.” Ninguno hizo eso, porque sus corazones habían sido preparados a través la misericordia, y estaban listos para recibir al Espíritu Santo cuando vino en el gran derramamiento de Pentecostés.
COSAS DEL CORAZÓN
Amados, es por esto que el enfoque de las epístolas de Pedro está en las cosas del corazón. Él sabía personalmente que estas cosas tenían que ser removidas y perdonadas, para que no haya ningún impedimento de la carne para el trabajo del Espíritu. Lo mismo es cierto para la iglesia de Cristo de hoy en día, para nosotros, los que vamos a recibir la poderosa lluvia para la cosecha.
¿Impediremos ese trabajo del Espíritu Santo al no perdonar? ¿O estaremos preparados al permitir que la misericordia fluya a través de nosotros hacia otros?

jueves, 22 de septiembre de 2016

LA GLORIA DE LA CASA POSTRERA

El diablo  sabe lo que está escrito en la Palabra de Dios y está empeñado en estorbar la gran cosecha que viene. Ha desatado un ataque furioso contra la iglesia, usando cada arma que puede para quitar la paz de los hijos de Dios.
La penumbra y miedo que se ciernen sobre cada nación han hecho que las personas se sientan impotentes. En América, las cortes han hecho leyes que alaban las perversiones, yendo en contra de la voluntad de las personas. El resultado es el estrés y la desesperación, que debilitan al espíritu y aun causan enfermedad física.
AMINORANDO AL PECADO
En la casa de Dios, el pecado ha sido aminorado y se ha eliminado el infierno. Denominaciones enteras se están dividiendo a causa del matrimonio gay. Mientras tanto, los evangélicos – aquellos que se supone que son los que llevan la antorcha de la Palabra de Dios – están poniendo sus esfuerzos en movimientos que no están centrados en Cristo.
Los Israelitas en los días de Hageo estaban desanimados sobre el nuevo templo que estaban construyendo. Su trabajo parecía tan insignificante comparado con la magnificencia del antiguo templo. Mientras reflexionaban en todas las glorias de Dios en el pasado, lloraban en desánimo al ver la modesta casa que tenían en frente. Hageo le preguntó al pueblo: “¿Quién ha quedado entre vosotros que haya visto esta casa en su gloria primera, y cómo la veis ahora? ¿No es ella como nada delante de vuestros ojos?” (Hageo 2:3).
NO COMPARES
Amados, la misma pregunta se aplica al día de hoy. Puede que recuerdes grandes avivamientos del pasado, donde el Espíritu cayó poderosamente y multitudes se salvaron. Dime, ¿Ves la vida de la iglesia de hoy como nada comparada con aquellos tiempos pasados?
Te digo, la palabra que Dios le dio a Hageo para su iglesia, también fue dada para nosotros hoy día: “Mi espíritu estará en medio de vosotros…La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos; y daré paz en este lugar” (2:5,9).

miércoles, 21 de septiembre de 2016

LA LLUVIA DE LA COSECHA

Los profetas – desde Isaías, Jeremías, y Ezequiel hasta los profetas menores – revelan que en los últimos días el Espíritu de Dios caerá una vez más sobre las personas que estén preparadas. Este evento se conoce como “la lluvia de la cosecha”. Promete ser más grande que la “lluvia temprana” que fue el gran derramamiento del Espíritu en Pentecostés.
Esta profecía de la “última lluvia” se refiere a las dos lluvias que caen anualmente en Israel. Las estaciones de Israel son opuestas a las nuestras. La lluvia temprana (o primera) llega en el otoño, y riega el cultivo recién plantado. Esto tipifica lo que sucedió en Pentecostés, cuando la “primera lluvia” cayó en un gran derramamiento del Espíritu de Dios. Esa lluvia regó la semilla de la Palabra de Dios, y creció y se expandió para llegar a ser la iglesia mundial que vemos hoy.
NO HAY COSECHA SIN LLUVIA
La “ultima lluvia” de Israel llegaba en la primavera, madurando los cultivos justo antes de la cosecha. Zacarías se refiere a esta última lluvia, un derramamiento del Espíritu Santo en los últimos días. (Ver Zacarías 10:1)
Moisés dijo que simplemente no podría haber cosecha sin la otra lluvia. El Señor le dijo a Israel a través de él, “Si obedeciereis cuidadosamente a mis mandamientos…yo daré la lluvia de vuestra tierra a su tiempo, la temprana y la tardía; y recogerás tu grano, tu vino y tu aceite” (Deuteronomio 11:13-14).
¡DESPIERTA IGLESIA!
Finalmente, Joel 2:21-27 nos da una imagen vibrante de cómo es cuando esta lluvia de la cosecha llega, diciendo en efecto: “¡Despierta, iglesia! Mira a tu alrededor. Lo que ves que está sucediendo ha sido profetizado. Está comenzando a llover, y el Señor ha hecho que las nubes estén brillantes y llenas de agua. El Espíritu está preparando todas las cosas para la gran cosecha final.”

martes, 20 de septiembre de 2016

SEÑALES DEL FIN DE LOS TIEMPOS

En su primera carta a la iglesia, Pedro habla claramente de los ultimos tiempos: “Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración. Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados” (1 Pedro 4:7-8).
Pedro tambien menciona los ultimos dias en su segunda carta, donde le dice a la iglesia: “sabiendo que en breve debo abandonar el cuerpo” (2 Pedro 1:14). Él está diciendo, en otras palabras: “Dios me ha mostrado que mi tiempo en la tierra es corto”.
MENSAJE DE ADVERTENCIA DE PEDRO
El mensaje de Pedro está dirigido a la Iglesia del Nuevo Testamento, tanto a aquella de los tiempos en que escribió como a cada generación futura de creyentes. Es un mensaje de advertencia, ya que Pedro profetiza lo siguiente:
Pero...habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras” (2 Pedro 2:1).
En los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación” (2 Pedro 3:3-4).
Aquellos que, siguiendo la carne, andan en concupiscencia e inmundicia, y desprecian el señorío. Atrevidos y contumaces, no temen decir mal de las potestades superiores” (2 Pedro 2:10).
APRESURÁNDOSE EL DIA
Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche” (2 Pedro 3:10).
Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán! ” (2 Pedro 3:11–12).

lunes, 19 de septiembre de 2016

AGUA VIVA Y REFRESCANTE - Gary Wilkerson

¿Cómo afecta el refresco de Dios nuestras vidas de manera práctica?
REFRESCANDO NUESTRAS CIRCUNSTANCIAS
Cuando Dios trae su refresco a nuestras circunstancias, Él cambia viejos patrones que pueden involucrar nuestro matrimonio, nuestras finanzas o nuestro trabajo. Él puede exponer nuestros malos hábitos de cómo invertimos nuestro dinero y traernos convicción para cambiarlos. Incluso puede guiarnos a buscar consejo sobre cómo manejar nuestras finanzas para ayudarnos a cambiar esos malos hábitos enseñándonos a ser sabios administradores.
O quizás Él quiera cambiar viejos patrones de conducta en nuestro matrimonio, patrones que pueden hacernos quedar estancados en cosas que no reflejan el amor. Nuestro Padre está listo para darnos su refresco de gracia abundante cada vez que lo necesitemos. Esta clase de refresco tiene que ver con nuestras circunstancias.
REFRESCO PARA EL CORAZÓN
Entonces tenemos el refresco del corazón, ese refresco que va más allá de nuestras circunstancias para refrescar y renovar nuestras almas, nuestras vidas, nuestro ser interior. Esta clase de refresco fluye no solo dentro de nosotros, también lo hacedesde de nosotros. Nos llena con gozo por nuestro matrimonio, por diezmar y dar libremente, por enfrentar relaciones difíciles con esperanza, fortaleza y energía.
En resumen, el refresco del corazón hace que podamos anticipar cada momento de nuestras vidas con Jesús. Él estimula en nosotros un corazón que dice: “Estoy completamente vivo, no temo lo que traiga el día. Estoy emocionado por seguirte a ti, Jesús. Me haces estar confiado, sin temor alguno. ¡Permíteme usar este vasto fluir de vida para Ti!”.
TRAE TODO A ÉL
¿Qué está fluyendo de tí ahora mismo? ¿Incredulidad, murmuración y temor? ¿O fe, esperanza y amor? De la misma manera en que lo hizo en la fiesta en Jerusalén, Jesús clama hoy para que traigas a Él tu incredulidad, amargura y temor. Él quiere reemplazar esas cosas por alegría contagiosa, para sacarte del vacío hacia la plenitud.
Él ha prometido: «¡Todo el que tenga sed puede venir a mí! ¡Todo el que crea en mí puede venir y beber! Pues las Escrituras declaran: “De su corazón, brotarán ríos de agua viva”» (Juan 7:37-38 NTV).

viernes, 16 de septiembre de 2016

¿QUIERES ESTAR LISTO?

Pedro seguro que era un hombre devoto, y a través de él, el Espíritu Santo nos muestra exactamente lo que Dios dice acerca de cómo enfrentar estos últimos días. Pedro nos está diciendo muy claramente: “Esta es su preparación más importante: Alisten sus corazones. Si no tratan con este asunto, todas las otras preparaciones serán en vano. Permanezcan de rodillas. Y sobre todas las cosas, practiquen la misericordia sin cesar; y el amor hacia vuestros hermanos y hermanas. Perdonen y cubran los pecados de ellos”.
CUBRAN LOS PECADOS DE OTROS
Se nos ordena “cubrir” aquellos pecados cometidos contra nosotros, lo que significa que no debemos exponer los pecados de otros.
“El amor cubrirá multitud de pecados” (1 Pedro 4:8).
¿Quién te ha herido o maltratado? ¿Quién ha esparcido chismes contra ti? Según Jesús, si tú no perdonas y cubres ese pecado, eres es como el hombre al que se le perdonó una gran deuda pero más tarde le apretó el cuello a un hombre que le debía unos cuantos dólares.
“Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios” (4:10).
LLENOS DE GOZO DURANTE LA CONFUSIÓN
La verdad es que el mensaje de Pedro aquí tiene total relación con el futuro de la iglesia de Jesucristo. Como puedes ver, Dios está preparando a Su iglesia para un derramamiento de Su Espíritu en los últimos días. De acuerdo a los profetas, el Espíritu Santo vendrá como una gran ola sobre la tierra, llenando a los Hijos de Dios con gozo cuando el mundo está trastornado. Esto no sucederá, sin embargo, en una iglesia donde las personas tienen resentimientos y heridas que no han sido resueltas.
LA PREGUNTA: ¿Quieren estar listos para su retorno? ¿Quieren estar completamente listos cuando las cosas empiecen a sacudirse?
LA RESPUESTA: Entonces asegúrense que no tienen nada en sus corazones que impida el fluir del Espíritu de Dios.
¡Algo maravilloso está viniendo, asegúrense de que no se lo pierdan!

jueves, 15 de septiembre de 2016

MOSTRANDO UN AMOR INCONDICIONAL

Ahora mismo, muchos cristianos están en “modo pánico”. Personas que han testificado todas sus vidas que Dios es su guardador, ahora están corriendo con miedo mientras las nubes de tormenta se avecinan. Pedro tiene algo muy simple, que decirle a ellos: “Traigan todos sus sentimientos naturales bajo el control de la fe”.
Luego, Pedro nos dice que llevemos todo a Dios en oración: “Velad en oración” (1 Pedro 4:7). Solamente buscando al Señor podremos controlar nuestras ansiedades acerca de los tiempos. Según Pedro, mientras las cosas se pongan más oscuras, nosotros debemos de caminar en la paz y el descanso del Espíritu Santo.
EVITANDO EL “MODO PÁNICO”
Ahora mismo el mundo secular está desesperado por encontrar calma en el caos. De acuerdo al periódico “The Wall Street Journal”, los líderes de las corporaciones y otros con trabajos altamente estresantes están acudiendo al yoga, mantras, cánticos chinos, meditación. Pero, como cristianos, nuestro Dios ha prometido guardarnos en una paz perfecta si nosotros fijamos nuestras mentes en Cristo, por encima de las otras cosas que están sucediendo en el mundo.
Pedro nos dice que deberíamos ocuparnos en una cosa sobre todas las otras en estos tiempos. Echemos un vistazo a la exhortación final de este apóstol, que está por morir:
“Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados” (1 Pedro 4:8).
EXTIÉNDANSE CON MISERICORDIA
El resumen de Pedro es: “Si quieren saber de qué se trata el sobrevivir; cómo es que Dios está guiando a Sus hijos a través de estos tiempos, entonces muestren un amor incondicional a vuestros hermanos y hermanas. Eso tiene una total relación con el futuro de la iglesia de Cristo.”
De acuerdo a Pedro, ésta debe ser nuestra mayor preocupación. A la luz de la gran misericordia que Dios nos ha mostrado a cada uno de nosotros; a la luz de Su perdón incondicional para con nuestros pecados pasados, Su paciencia compasiva hacia nosotros; nosotros debemos extender nuestra misericordia a aquellos que han pecado contra nosotros. Y debemos perdonarlos como si nunca hubiesen cometido dichos pecados.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

PREPARÁNDONOS PARA LOS TIEMPOS FINALES

Como cristianos que somos, creemos la Palabra de Dios sobre los tiempos venideros y recibimos las advertencias dirigidas por el Espíritu a través de hombres de Dios, vigilantes y piadosos. Verdaderamente, vemos los avisos de lo que viene.
Una pregunta importante surge para cada cristiano de hoy: “¿Cómo nos preparamos para los eventos tumultuosos que vienen?”
SOBREVIVIENDO TIEMPOS ATERRADORES
Yo creo que es normal querer conocer cómo sobreviviremos a los tiempos aterradores que vienen. Cuando la tormenta llega, destruyendo todas las raíces de recuperación, ¿qué haremos para conseguir trabajo, casa, comida, vestido?
Lo más probable es que los creyentes en los días de Pedro tuvieran preguntas, también. En su mensaje sobre el fin de los tiempos, Pedro no se enfoca en que nuestras necesidades sean suplidas sino en la importancia de preparar nuestros corazones.
“Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir!” (2 Pedro 3:11).
Al mirar todo lo que viene, ¡Pedro se concentra en los asuntos del carácter!
El apóstol nos está preguntando, en esencia: “¿Qué es lo que hay en tu corazón en estos últimos días? ¿En qué te estás convirtiendo mientras el fin se acerca? Tú ya sabes que Dios se encargará de tus necesidades físicas, pero, ¿te estás preparando espiritualmente?”
INSTRUCCIONES BÁSICAS
Pedro hace eco de las palabras de Jesús (ver Mateo 6:31-32), cuando dice: “Mas el fin de todas las cosas se acerca: sed, pues, sobrios, y velad en oración” (1 Pedro 4:7). 
En resumen, él nos está dando instrucciones básicas para prepararnos para el fin de los tiempos:
  • Tengan una mente sobria.
  • Permanezcan en calma, sin importar lo que suceda.
  • No hay necesidad de entrar en pánico.
  • Lleven todo a la oración.

martes, 13 de septiembre de 2016

LIBERTAD Y VIDA ABUNDANTE

Dios no puede responder oraciones donde no hay fe. Y Satanás no huirá donde hay temor e incredulidad. El hecho es que, hemos fracasado en tomar nuestra autoridad, dada por Dios, sobre el diablo y su imperio demoniaco.
La Palabra de Dios nos dice que el enemigo no tiene el control. ¡Tenemos poder sobre él!
"Resistid al diablo, y huirá de vosotros" (Santiago 4:7).
A pesar de ello, muchos han dejado que Satanás atropelle su fe, sin ofrecer resistencia. Si esto te describe, Malaquías te ofrece la palabra más maravillosa: "Saldréis, saltando como becerros liberados de los establos” (ver Malaquías 4:2).
¡Qué palabra tan interesante e increíble para el pueblo de Dios en estos postreros días! Malaquías compara a los creyentes con becerros confinados en establos. Aquí, la raíz hebrea de "manada", significa "atado", "dando vueltas y vueltas en círculos".
BECERROS BULLICIOSOS Y JUGUETONES
¿Alguna vez has visto becerros juguetones e inquietos, encerrados en establos? Van en círculos, pateando y haciendo mucho ruido. ¿Entiendes la figura que Malaquías nos está dando? Satanás ha tenido éxito al encerrar a multitudes de creyentes en pequeños establos. Les ha impedido disfrutar de los pastos verdes de Cristo, lejos de Sus aguas refrescantes. 
Amado santo, te insto: No dejes pasar un día más sintiéndote satisfecho con cómo están las cosas. Tu liberación debe venir mediante fe, y el Señor da Su Espíritu Santo a aquellos que se lo piden. Cuando Dios promete: " Saldréis, saltando como becerros liberados de los establos", significa más que la liberación del confinamiento. Cuando Él abra las puertas de nuestro establo, saldremos de éste saltando con gozo. Ya no tendremos esa nube de abatimiento sobre nosotros, sino que seremos liberados para andar en un camino de esperanza, libertad y vida abundante.

lunes, 12 de septiembre de 2016

LA ROCA ESPIRITUAL - Gary Wilkerson

“Y Jehová dijo a Moisés: Pasa delante del pueblo, y toma contigo de los ancianos de Israel; y toma también en tu mano tu vara con que golpeaste el río, y ve. He aquí que yo estaré delante de ti allí sobre la peña en Horeb; y golpearás la peña, y saldrán de ella aguas, y beberá el pueblo. Y Moisés lo hizo así en presencia de los ancianos de Israel” (Éxodo 17:5-6).

Los detalles de esta escena; y de la compasión de Dios por el pueblo, se repiten a través del sacrificio de Jesús. Cristo es la Roca que fue golpeada por nuestras transgresiones cuando estábamos perdidos y vagando. Y Él es el Agua Viva que nos sostiene. Pablo nos dice:
“Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres…bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo” (1 Corintios 10:1-4).
RETENIENDO LA AMARGURA
La escena en el desierto demuestra lo que Jesús hace con las personas que murmuran: Él lleva el castigo que ellos merecen y declara: “Yo seré condenado por ellos, seré azotado, tomaré sus pecados sobre mi espalda, seré clavado en una cruz en su lugar; todo esto, para que ellos puedan recibir vida abundante”.
Algunos cristianos pierden este maravilloso regalo reteniendo la amargura. Pablo dice: “Pero de los más de ellos no se agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en el desierto. Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros” (1 Corintios 10:5-6).
LA PRECIOSA GRACIA DE DIOS
Nuestras vidas pueden marchitarse en amargura o pueden ser vivificadas por la preciosa gracia que Dios nos ofrece: Es nuestra decisión. Pero Su promesa permanece disponible para nosotros de cualquier forma; y Él nos da novedad de vida.

sábado, 10 de septiembre de 2016

OTRO MAESTRO - Jim Cymbala

Hace dos mil años, los discípulos tenían a Jesús como maestro, pero aún así tenían problemas para entender lo que les enseñaba. Hay innumerables ejemplos en donde Jesús decía algo y los discípulos no entendían absolutamente nada. Simplemente no lo comprendían. De hecho, uno de ellos incluso discutió con él, diciendo: "No, no puedes ir a la cruz. No voy a permitir que eso ocurra".
Jesús les enseñaba acerca de confiar en Dios, y en el siguiente capítulo, vemos que no confiaban en Él. Jesús utiliza su propio ejemplo durante una lección de humildad. Durante la última cena, Jesús se mostró a sí mismo como un sirviente de Dios y lavó los pies de los discípulos. Sin embargo, durante esa misma cena, los discípulos discutían sobre cuál de ellos era el mayor (Lucas 22: 24-27).
Pero Jesús prometió que cuando muriera, otro maestro vendría y les ayudan a digerir adecuadamente la verdad espiritual.
“Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar. Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber” (Juan 16:12-14, cursivas añadidas).
Jesús no sólo les dijo que un mejor maestro estaba en camino, sino que también les dijo que el nuevo maestro transmitiría la verdad que no pudo transmitir en ese momento. En otras palabras, Jesús estaba diciendo: "Tengo más cosas que decirles, y el nuevo maestro será el que les enseñe al respecto." El Espíritu "los guiará a toda la verdad", lo que incluye aplicar el mensaje a los corazones de los discípulos. Entonces el significado de la vida y muerte de Jesús, la fe, la esperanza, el amor, el poder de la oración, y mucho más, todo se volvería tan claro como el cristal para ellos.

Jim Cymbala comenzó la iglesia Brooklyn Tabernacle con menos de veinte miembros en un pequeño y deteriorado edificio en una parte difícil de la ciudad. Nacido en Brooklyn, es un viejo amigo de David y Gary Wilkerson.

viernes, 9 de septiembre de 2016

CONFÍA EN ÉL

Me pregunto si los ángeles se quedan perplejos al ver toda la preocupación y la ansiedad de aquellos que dicen que confiar en el Señor. Para aquellos seres celestiales, debe parecer un insulto a Dios que nos preocupemos como si no tuviéramos un Padre celestial que nos cuida.
Qué desconcertantes preguntas los ángeles deben hacerse:
"¿Es que acaso no creen en aquel que los ama? ¿Acaso no les dijo que él conoce todas sus necesidades? ¿Acaso no saben que el Padre nos envía a hacernos cargo de ellos en momentos de peligro? ¿Acaso no creen que aquel que alimenta a las aves, a los peces y a todo el reino animal los alimentará y vestirá también a ellos? ¿Cómo pueden estar inquietos y preocupados cuando saben que Dios tiene todo el poder y toda la riqueza, y puede cubrir las necesidades de toda la creación? ¿Cómo pueden acusarlo de negligencia, como si no fuera fiel a su palabra?"
Los pájaros cantan, mientras nosotros nos quejamos y hablamos del miedo y la ansiedad. Los lirios del campo se yerguen en su gloria, mientras nosotros nos marchitamos e inclinamos antes el más pequeño viento de adversidad.
El siguiente poema lo dice de manera concisa:
Los pájaros te reprenden con su feliz cantar; las flores te enseñan que es malo preocuparse.
"Anímate", trina el gorrión. "Tu padre me alimenta; piensa lo mucho que Él tiene cuidado de ti, oh amado hijo suyo".
"No temas", susurran las flores, "pues ha vestido de tal forma al botón de oro y la margarita. ¿Cómo puedes tener miedo? "
Entonces no te preocupes con el problema, hasta que el problema te preocupe. Solo duplicarás el problema y preocuparás a otros también.
Definitivamente tú tienes un Padre celestial. ¡Confía en Él!

jueves, 8 de septiembre de 2016

NUESTRO PADRE CELESTIAL SABE

“No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas” (Mateo 6:31-32).
Jesús está advirtiendo sobre la tendencia pagana de preocuparse, y sus palabras tocan mi alma. Nos dice que la preocupación -sobre nuestro trabajo, nuestra familia, nuestra supervivencia- es una forma de vida pagana.
UNA MALA ACTITUD
La preocupación es la actitud de aquellos que no tienen un Padre celestial. Ellos no conocen a Dios como Él desea ser conocido: como un padre celestial que se preocupa por nosotros, que nos provee y nos ama.
Para todos aquellos que son creyentes, no es suficiente conocer a Dios sólo como el Todopoderoso, el Creador y el Señor de todo. Él también quiere ser conocido como nuestro Padre celestial.
“Pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas” (6:32).
            “No os afanéis por el día de mañana” (6:34).
UNA ACTITUD CORRECTA
Con estas sencillas palabras, Jesús nos ordena: "No prestes atención, ni tengas una sola preocupación por lo que podría o no podría pasar mañana. No puedes cambiar nada y no sirve de nada preocuparse. Cuando lo haces, sólo actúas como lo hacen los gentiles".
Entonces Jesús dice: "Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas" (6:33). En otras palabras, hemos de seguir amando a Jesús. Hemos de seguir adelante, echando toda nuestra ansiedad sobre Él. Y debemos descansar en su fidelidad. Nuestro Padre Celestial se encargará de que se nos suministren todas las cosas esenciales de la vida.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

TU AFLICCIÓN ACTUAL

Simplemente no podemos explicar por qué muchas personas justas enfrentan sufrimientos imposibles de superar. ¿Por qué aumentan las dificultades para aquellos que aman a Dios profundamente?
"Todo está destinado a enseñarnos paciencia."
"Se le enseña al pueblo de Dios a confiar más en El."
¿De Verdad? ¿Son estas razones reales o nada más que clichés? Ciertamente, estas declaraciones carecen de significado para los que están soportando grandes crisis.
Durante un tiempo reciente de gran prueba personal, le pregunté al Señor: "Si hay lecciones que necesito aprender de esta prueba, por favor enséñame."
ES TODO ACERCA DE LA ETERNIDAD
El Espíritu habló claramente a mi corazón: "Tu aflicción presente no tiene nada que ver con castigo. De hecho, no tiene nada que ver en absoluto con este mundo. Tu prueba intensa y larga tiene que ver con la eternidad. Te estoy preparando para tu servicio y ministerio en mi Reino".
Amado santo, yo creo que estamos siendo desconectados de todo lo que es de este mundo. Los sufrimientos que estamos experimentando en este momento son terribles dolores de parto. Dios ha permitido que seamos despojados de toda fuerza humana para que nos detengamos de todo nuestro esfuerzo y dejemos que Él nos lleve por el resto del camino.
Hay una vieja canción cristiana:
Algún día, cuando llegue la mañana,
Cuando todos los santos de Dios se reúnan en el cielo,
Vamos a contar la historia de cómo vencimos,
Y algún día lo entenderemos mejor.
He dado testimonio de la bondad de Dios a lo largo de mi vida, y en el nuevo mundo que viene, voy a contar mi historia en todo el cielo, la historia de cómo Jesús estuvo cerca de mí, y fue real y compasivo conmigo en mis peores momentos. ¡Gloria a Dios!

martes, 6 de septiembre de 2016

EL SEÑOR ES NUESTRA FUENTE

¿Habrá algún momento en nuestro caminar con Dios cuando lleguemos a tener tal confianza y hayamos probado ser fieles por haber sido probados a través de los años, en el que podamos esperar tener un respiro de la guerra espiritual?
¿Habrá un tiempo de vacacionar de los problemas, un momento en que nos podamos relajar libres de pruebas? ¿Ganaremos un permiso para no participar en la batalla por haber llevado una vida cumpliendo con las demandas de la fe? ¿Será posible llegar a un punto en la fe donde la prueba ya no sea necesaria?
Según la Escritura, la respuesta a todas estas preguntas es no.
La primera razón para tales continuas pruebas es bien conocida por la mayoría de los cristianos. Es decir, la vida de fe demuestra continuamente que la humanidad tiene necesidad del Señor en todas las cosas. En pocas palabras, nunca se llega a un punto de no necesitar a Dios. La idea de un "permiso de las pruebas" supone un "permiso de las necesidades", y nunca habrá un momento en el que nuestras necesidades estén cubiertas por nuestras circunstancias. El Señor es nuestra fuente, nuestro todo en todo.
¿ESTAS CONFIANDO EN TI MISMO?
La Biblia nos muestra instancia tras instancia en donde las necesidades de Israel fueron suplidas y entonces la gente dejó de confiar en Dios. Se comenzaron a preocupar por su mantención, cuando Dios ya había prometido suplir todas sus necesidades. Como nos dice Jesús, nuestro propósito no es buscar tener nuestras necesidades satisfechas, sino alimentarse de toda palabra que sale de la boca de Dios.
“Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.” (Mateo 4:4).
“Desead…la leche espiritual, para que por ella crezcáis” (1 Pedro 2:2).

lunes, 5 de septiembre de 2016

LA REFRESCANTE PRIMAVERA - Gary Wilkerson

Al principio de su ministerio, Jesús anunció esto acerca de sí:
"El último día del festival, el más importante, Jesús se puso de pie y gritó a la multitud" (Juan 7:37 NTV, énfasis añadido).
Jesús no solo emitió una declaración, sino que gritó. Y esperó hasta el día más importante de la fiesta para ponerse de pie y hacer su anuncio:
[Él] gritó a la multitud: « ¡Todo el que tenga sed puede venir a mí! ¡Todo el que crea en mí puede venir y beber! Pues las Escrituras declaran: “De su corazón, brotarán ríos de agua viva” (7:37-38).
DESMORALIZADOS POR UNA RELIGIÓN MUERTA
Este fue un acto de compasión más que una declaración teológica. La religión muerta había desmoralizado al pueblo de Dios. Aquello que debería haberlos refrescado ya no tenía vida en absoluto. Ahora Jesús anunciaba: “Yo soy tu vaso de agua fría, la primavera refrescante que nunca deja de fluir. Puedes beber de mí para renovar tu vida continuamente”. No hay requisitos necesarios para beber de esta fuente increíble. Cristo nos asegura: “¡Todo el que tenga sed puede venir a mí!!” (7:37).
EL BOTON PARA VOLVER A CARGAR LA PAGINA
Amigo, la vida en Cristo es como un botón de volver a cargar la página sin comparación. Cuando se le presiona, el alma más atrofiada, desesperada y triste se renueva con el poder del cielo. Cuando Jesús dice que: "Ríos de agua viva correrán de [nuestro] interior", Él nos está mostrando como se verán nuestras vidas con un simple toque suyo. Su Espíritu nos llena de tal modo que rebosamos con la vida abundante, la gracia, la misericordia y el amor. Su flujo devida lo transforma todo.
Como ya he dicho muchas veces, Dios nunca nos da un mensaje sin respaldarlo con su poder. Si Él nos ha llamado a una vida de refrescante abundancia, entonces suplirá todo lo necesario para que esto suceda.

sábado, 3 de septiembre de 2016

EL PODER DE HABLAR CON CONFIANZA - Carter Conlon

En el último libro del Antiguo Testamento, el profeta Malaquías habló sobre algo que había ocurrido, y que va a ocurrir de nuevo entre el pueblo de Dios en un tiempo de decadencia espiritual. "Entonces los que temían a Jehová hablaron cada uno a su compañero" (Malaquías 3:16). ¿De qué estaban hablando? ¿Acaso no se hablaban entre sí antes de este momento de la historia? ¿Qué había en su forma de hablar que ha cambiado?
Las Escrituras nos dicen que “La congoja en el corazón del hombre lo abate; mas la buena palabra lo alegra” (Proverbios 12:25). También dice: “Y la palabra a su tiempo, ¡cuán buena es!”(Proverbios 15:23) y nos enseña a dejar que nuestra forma de hablar sea “siempre con gracia, sazonada con sal” (Colosenses 4: 6).
Hay un poder increíble en el hablar con calma y confianza. ¡Tú y yo debemos alentarnos unos a otros ahora! No necesitamos el fuego o el terremoto o el viento. Esas cosas son maravillosas, y si Dios elige hacer eso, entonces que así sea. Pero hay algo más poderoso que todas esas cosas juntas, sobre todo en esta hora. Es ese silbo apacible de confianza en Dios. Es la voz que dice: “Todo está bien. Dios está en control de tu situación, mi hermana, mi hermano, Dios todavía está en el trono. Jesús sigue siendo el vencedor, y nosotros aún somos más que vencedores”.
No tienes idea de cuanto poder Dios está dispuesto a derramar a través de tu vida a medida que caminas a través de tu día - en tu vecindario, tu lugar de trabajo, o en tu casa - simplemente hablando palabras de confianza en la bondad y fidelidad de Dios. Abramos nuestros corazones al Señor y comencemos a hablar unos a otros con aquel silbo apacible. Vamos a descubrir el increíble privilegio de ser un embajador del poder de Dios en esta generación.

Carter Conlon se unió al equipo pastoral de la Iglesia Times Square en 1994, por invitación del pastor fundador David Wilkerson, y fue nombrado para el cargo de Pastor Principal en 2001.

viernes, 2 de septiembre de 2016

LA FE DE DAVID

El rey David era conocido por ser un hombre que confiaba plenamente en Dios. Él declaró el tema de su propia vida cuando escribió:
“Jehová es mi fortaleza y mi escudo; en él confió mi corazón, y fui ayudado, por lo que se gozó mi corazón, y con mi cántico le alabaré” (Salmos 28:7).
Estos no son sólo palabras de David. La Escritura registra evento tras evento en la vida de David cuando él mostró una gran fe en situaciones imposibles.
GRANDES PROEZAS
David hizo grandes cosas a través de la fe en Dios:
  • El mató a un león y un oso con sus propias manos
  • El mató al gigante filisteo Goliat.
  • Se escapó de los intentos de Saúl de matarlo
  • Ganó grandes victorias sobre todos sus enemigos.
Más tarde, por la fe y el arrepentimiento, David fue restaurado en el trono después de que su hijo Absalón tratara de matarlo.
En todas estas cosas, David se glorió en el Señor:
“¡Cuán grande es tu bondad, que has guardado para los que te temen, que has mostrado a los que esperan en ti, delante de los hijos de los hombres!” (Salmos 31:19).
¡No es de extrañar que la Escritura llama a David, un hombre conforme al corazón de Dios!
También sabemos por las Escrituras que este hombre bendecido fue vencido por la tentación y pasó varios días, semanas, meses en dolor angustiador por sus fracasos y pruebas. David también sufrió ataques severos de depresión; de hecho, él escribe de su intensa soledad y de llorar hasta quedarse dormido muchas noches. A veces, en su vida, era tan atormentado y afligido que pidió la muerte.
Sin embargo, a través de esos años de aflicciones intensificadas, David nunca perdió la fe. Pocas personas en la Escritura fueron probadas y comprobadas como David lo fue. Pero él salió de todo ello con una fe cada vez mayor.

jueves, 1 de septiembre de 2016

TU SERVICIO EN LA ETERNIDAD

Quiero ofrecer una palabra especial a todos los que han llegado a través de muchas inundaciones y hornos de fuego de la aflicción. Creo que es posible que tu tiempo de prueba no tenga nada que ver con la disciplina. Más bien, es algo eterno, algo que tiene que ver con su vida en el nuevo mundo por venir.
La batalla que estás soportando ahora no es de este mundo, no se trata de la carne, ni sobre el diablo. Esta guerra es la preparación para el servicio eterno en la gloria. Tú estás siendo preparado para el servicio en el otro lado.
PREPARACIÓN DIVINA
Piensa en esto: El mismo día que te comprometiste a confiar en Dios, Él sabía que tu prueba actual vendría. Él sabía entonces que tú Le amarías a través de todo lo que venga hacia ti y serías un vencedor.
Estoy convencido de que en este momento todo lo que enfrentas apunta a la Nueva Jerusalén. El apóstol Juan escribe sobre ese tiempo venidero:
  • “No habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán” (Apocalipsis 22:3).
  • “No habrá allí más noche. . . y reinarán por los siglos de los siglos” (22:5).
  • “Nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra” (5:10).
Todo esto habla de actividad. Sugiere que Dios nos está preparando ahora para lo que Él quiere confiarnos en el nuevo mundo. En pocas palabras, Él tiene planes para nosotros más allá de nuestra comprensión.
Pablo habla de esto cuando dice vamos a servir a Dios continuamente, con todo gozo:
“Juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús” (Efesios 2:6–7, las cursivas son mías).